Lunas del Mundo eleva la temperatura del Festival Folklórico de los Pirineos de Jaca

El ciclo Lunas del Mundo se ha estrenado con una espectacular sesión de percusión que ofreció momentos inolvidables y experimentos sonoros tan arriesgados como sorprendentes. Los Gaiters de Chaca llevaron la música tradicional del Pirineo al escenario de la Plaza de San Lure a través de un viaje musical que recorrió de forma imaginaria el Camino de Santiago aragonés. Fue su estreno en el Festival jaqués y lo hicieron con nota. Pero lo mejor estaba por llegar; cuando sonaban los primeros acordes de su pieza dedicada al “canfranero” irrumpieron en el escenario los componentes del grupo de percusión Nagata Donla y los sonidos se mezclaron con una naturalidad asombrosa. Diecinueve músicos afincados en la Jacetania se fusionaron sobre el escenario como si lo hubieran hecho toda la vida. Los yembés y los bombos sonaron con sorprendente armonía junto a las gaitas y las dulzainas de los Gaiters. Una puesta de largo de Lunas del Mundo inmejorable.

Nagata Donla, antiguos Didadi, fueron la sensación de la noche. Como recordaron al iniciar su concierto, “somos blancos”, pero no lo parecía si nos guiamos por los frenéticos movimientos de sus dos bailarinas y la pericia de sus componentes con los instrumentos. Desde el Pirineo hasta África por el camino más corto, el de la música. Los sudafricanos de “Thabisong Youth Club”, que actuaban posteriormente, se entusiasmaron con su réplica española y se sumaron a la fiesta en el escenario y junto al público. Fue algo imprevisto y espontáneo, como casi todo lo que ocurre en el escenario de Lunas del Mundo desde que se creó en 2001.

Cerca de 500 personas asistieron a la primera noche y se espera mucho más para el resto de la semana. La noche del jueves estaba dedicada a Cuba con la presencia del grupo “Echa Paká”, precedido por el músico oscense Juanjo Javierre, una de las personalidades más brillantes y singulares del panorama musical español. Creador de grupos fundamentales de la escena nacional de los últimos años como Mestizos, Nu Tempo o Soul Mondo, Javierre se subía al escenario acompañado de Justo Bagüeste para ofrecer una sesión de música electrónica y étnica que promete nuevos momentos de intensidad sonora.

Mientras tanto, crece la expectación para el concierto de Macaco del próximo sábado. El ritmo de venta de entradas es excelente y se espera un lleno absoluto para disfrutar del único concierto que va a realizar el músico catalán en Aragón este verano. Las entradas pueden adquirirse anticipadamente en el Palacio de Congresos al precio de 10 euros.