Sentimientos

José Luis Rodrigo

Otro año más escribiendo de sentimientos cuando llega San Lorenzo. Como la Navidad, San Lorenzo vuelve cada año con su albahaca y nos invade de sentimientos. Siete días y siete noches donde todo se desborda, a veces, en exceso. A ver si este año no tenemos ningún sobresalto.

Este año vuelvo a abrir mi cuaderno de notas para buscar sentimientos en la fiesta. Creo que como todos los años los encontraré en el cohete, con los Danzantes... y en cualquier rincón de la ciudad.

Otros años he recordado en este comentario a Pedro Lafuente, Federico Balaguer, José Manuel Porquet, Manuel Giménez Abad, Santos Pueyo, Lorenzo Acín, al maestro Samperiz, Eugenio Gilabert, Iñaki y Javier Barquero danzando sin escuchar el aura de Victorino, Gil Cipres, Espartaco, Diego y Tomás Luna, Gerard Trémège, Teresa Sas, y a otros muchos por distintos motivos,...

Supongo, bueno, lo afirmo, que además de ellos hay muchas familias que viven las fiestas con profundos sentimientos. Por ejemplo, los que han perdido a un amigo o a un ser querido durante el último año y que este San Lorenzo se les va a hacer más duro. Al pasar San Lorenzo o los Danzantes por las calles de Huesca es el momento en que el corazón late más deprisa, en el que aparecen sus imágenes viviendo la fiesta, con una sonrisa, una frase, un gesto o un comentario.

A veces nos empeñamos en pensar que todos estamos de fiesta y no es así.

También hay otros sentimientos como las madres y familias de las Mairalesas y , como decía aquel anuncio de Ibercaja, a Juan, Antonio, Ana, Pedro, Julián, Alberto,...... que viven la fiesta año tras año intensamente y se emocionan sin que sepamos nosotros el motivo.

Pero también hay otros sentimientos: el de una ciudad que se transforma durante 7 días para abrazar a una fiesta que devora jornada tras jornada. Que la fiesta y los sentimientos sigan vivos también durante el resto del año. Buena falta nos hace.

Comentarios