El PP considera “muy insuficiente” la rebaja de tasas del mercadillo

El Partido Popular vincula a un “afán recaudatorio” del consistorio la rebaja de un 20% en las tasas del mercadillo, que considera “muy insuficiente. Los populares recuerdan que en 2003, la redacción de una Ordenanza Municipal para el mercadillo obedeció al propósito de potenciar esa instalación de venta ambulante y que el Ayuntamiento pasó de recaudar 99.000 euros en el año 2002 a más de 250.000 euros en 2006. Además, los populares advierten de que en la actualidad, los vendedores del mercadillo oscense pagan hasta cuatro veces más que en ciudades como Zaragoza o Lérida.

El Partido Popular ha recordado que defendió en todo momento una rebaja sustancial en las tasas, que, a su juicio, sólo obedecen a un afán recaudatorio del gobierno municipal. Primero en los órganos de gobierno y después en su programa electoral, los ‘populares’ defendieron una rebaja de hasta el 75%. Por ese motivo, el grupo municipal popular se abstuvo en pleno ante la rebaja planteada desde la Comisión de Hacienda, que sólo llega al 20%. La concejal popular Ana Alós señala que “siempre hemos señalado que las tasas del mercadillo de Huesca son abusivas. Cuesta creer que las prestaciones del Ayuntamiento cuesten 250.000 euros anuales a las arcas municipales. Estamos de acuerdo en la rebaja, por supuesto, pero no podíamos aprobar una propuesta que es claramente insuficiente. Consideramos que, como mínimo, la rebaja tendría que ser del 50%”.

Alós apunta que el sector atraviesa un momento delicado, debido, en buena parte, a una diversificación en la oferta difícil de controlar. “Lo cierto es que el afán municipal de recaudar dinero a toda costa está llevando a muchos vendedores a una situación insostenible. Son vecinos de Huesca y realizan una actividad perfectamente normalizada, de gran implantación en la tradición comercial oscense”, señala Alós. El Partido Popular considera que ni siquiera la rebaja recién aprobada, que considera “tímida y muy insuficiente”, servirá para dinamizar el mercadillo, que fue el motivo que inspiró en su día la Ordenanza. Ana Alós concluye señalando que “seguiremos defendiendo las medidas necesarias para potenciar el mercadillo, que tiene una gran repercusión social y económica. Hoy por hoy, creemos que su futuro sigue en peligro”.