El GMAM satisfecho con el trabajo realizado en el Sajama, Bolivia

Los miembros del Grupo Militar de Alta Montaña de Jaca que ha regresado recientemente de su expedición a Bolivia han hecho un balance positivo de este viaje, cuyo objetivo principal era prepararse de cara a una nueva expedición que tendrá lugar el próximo año a la cuarta montaña más alta del mundo, el Lhotse en Nepal, otra cima con la que se seguirá en la hazaña de conseguir hollar los catorce picos de más de ocho mil metros de altitud.

El Capitán Prado, y los Sargentos Primeros Cofreces y Andrés, han reconocido que la expedición al Sajama en Bolivia ha transcurrido con total normalidad y sin salirse de las previsiones. En ella han participado doce miembros del Grupo y un psicólogo, ya que en este caso se colaboraba con la Universidad de Zaragoza en un estudio sobre el ‘Deterioro Neurocognitivo en altitudes extremas y su relación con hallazgos patológicos en pruebas de diagnóstico por imagen’.

La cima del Sajama, de 6452 metros de altitud, ha servido a algunos para recordar las impresiones y sensaciones a esta altura, para otros ha sido la primera vez, como el Sargento Primero Cofreces, que afronta con mucha ilusión lo que será su primer ochomil, el Lhotse. El Lhotse pertenece al macizo del Everest y forma tres cumbres. Su pared Sur es uno de los mayores retos del alpinismo actual. Situado en la cordillera del Himalaya, en el Nepal, tiene una altitud de 8516 metros, lo que le convierte en la cuarta cima más alta del mundo después del Everest, K-2 y Kangchenjunga, respectivamente. Esta expedición se realizará en abril o mayo de 2008, ya que la mejor temporada para hacer cima es la segunda quincena de mayo, justo antes de la temporada monzónica.

Y mientras estos miembros del grupo disfrutan ahora de unos días de descanso, otros integrantes del Grupo Militar de Alta Montaña continúan con su expedición a Groenlandia. Estos días, tras haber llegado están realizando trabajos de porteo de material desde la costa hasta el interior del glaciar.