El movimiento scout clausura su centenario en Villanúa

El alcalde de Villanúa, Luis Terrén, ha presidido la clausura del Aquajam 2007, que durante toda la semana ha concentrado a 2.000 jóvenes scouts en Villanúa para celebrar el centenario del escultismo.

Un broche final en el que los jóvenes participantes de esta iniciativa transfronteriza, mayoritariamente españoles y franceses, pero con representantes de otros muchos países como Líbano, Palestina, Italia, Bélgica, Argelia, Perú y Bolivia, han emitido una declaración "Por un mundo mejor", haciendo hincapié en los temas básicos que han marcado este acontecimiento: agua, desarrollo sostenible y paz entre los pueblos.

Durante cinco días, los 2.000 scouts han tenido oportunidad de trabajar y conocer de cerca interesantes proyectos sobre reciclaje, energías limpias, calentamiento global y alianza de civilizaciones y culturas de diferentes creencias e ideas. La organización, el Movimiento Scout Católico de Aragón (MSC) ha pretendido con este Aquajam 2007 marcar un impás en la dilatada historia del escultismo y acercar al resto de la sociedad los principios que imperan el movimiento scout y su compromiso para crear un mundo mejor a través de la educación de jóvenes. En la actualidad los scouts desarrollan programas de acción social dirigidos a niño/as y jóvenes, de educación para la salud, de integración, trabajo con inmigrantes, promoción y formación de voluntariado y actividades de recreo.

El MSC trabaja con los consejos de la juventud de Aragón y Zaragoza, con la Estrategia Regional de Educación Ambiental, Alianza Aragonesa contra la Pobreza, la Red Social para la Discapacidad, Pastoral Juvenil y Cáritas y colabora con otras entidades como Ecodes y Unicef. La renovación de su compromiso con este movimiento que tiene por objetivo crear un mundo mejor a través de la educación de jóvenes de ambos géneros de todas las culturas y religiones y la promoción de una cultura de paz y respeto al medio ambiente potenciando el trabajo en valores democráticos para construir una sociedad basada en una mayor justicia y solidaridad.

Los actos del centenario también han servido para dar a conocer al mundo la dimensión del escultismo, la organización de jóvenes más importante del mundo. Un movimiento que en la actualidad está presente en más de 200 países y cuenta con más de 28 millones de jóvenes. A lo largo de su historia más de 250 millones de personas han sido scouts. En nuestro país, el escultismo está presente en todas las comunidades autónomas y cuenta con más de 40.000 personas, 8.000 voluntarios y cerca de 700 grupos que desarrollan su acción. En Aragón, el Movimiento Scout Católico (MSC) agrupa a 700 personas, 150 voluntarios y ocho grupos con implantación en Zaragoza, Huesca y sus provincias.