Las rebajas y la moderación de precios en transporte llevan a una rebaja de la inflacción

La fuerte bajada de precios en julio, tanto en España (un –0,7%) como en Aragón (-0,8%), sitúa la inflación interanual (un 2,2% en España y un 2,3% en Aragón) en la mejor en muchos años. Una cierta moderación en el consumo privado y un mejor comportamiento de partidas de gasto fundamentales, como los carburantes, dibujan un futuro positivo para nuestras economías, intentando alcanzar la media europea (por debajo del 2%) para que nuestra competitividad no se resienta por la vía de los precios.

Evolución Intermensual

El IPC en España ha descendido siete décimas con relación a junio, siendo la mayor bajada de los tres últimos años para el mes de julio. Reducciones importantes en bienes vinculados a las rebajas propias del periodo estival en el que nos encontramos (vestido, calzado, menaje y textiles) e incrementos moderados de partidas relevantes en la cesta de la compra, como transporte, explican el buen dato de julio. En cualquier caso, bienes y servicios relacionados con las vacaciones del verano (hoteles, cafés y restaurantes) siguen registrando subidas de precios significativas.

Resultando todo ello positivo, se constata que en Aragón los precios han disminuido una décima más que en España. Este descenso de 0,8 décimas no se había dado desde julio de 2002; y viene justificado por una reducción más intensa de los bienes de rebajas que en España y por un menor crecimiento del precio de transporte. La única nota discordante la pone el apartado de hoteles, cafés y restaurantes cuyos precios se incrementaron más que en España (1,3% frente al 0,9%). Por provincias, tanto Teruel (un –0,9%) como Zaragoza (un 0,8%) experimentan fuertes descensos; no así Huesca que, a pesar de su reducción, un –0,6%, se convierte en la más inflacionista de las tres provincias aragonesas.

Evolución Interanual

El importante descenso de precios en el caso de España sitúa la tasa de variación interanual del IPC en un 2,2%, la más reducida de los últimos años. La menor volatilidad en precios del petróleo que en periodos pasados, una mayor moderación del consumo privado y ciertos esfuerzos por acercarnos a la inflación de los países de la Unión Monetaria (que se encuentra por debajo del 2%) están llevando a que nuestra inflación estreche más la brecha que nos separe con la de ellos. En nuestra Comunidad Autónoma la tasa interanual, a pesar de seguir la misma tendencia que España, se localiza en el 2,3%, una décima por encima de la nacional, en línea también con la de las regiones más próximas y dinámicas del país (Cataluña un 2,5%, Valencia un 2,3%, Madrid un 2,3% o País Vaso un 2,3%). Por provincias, sobresale Huesca, como destino turístico por excelencia en el período estival, de manera que los mayores incrementos de precios de la hostelería le llevan a una inflación interanual del 2,4%, frente al 2,3% tanto de Teruel como de Zaragoza.

En definitiva, el dato del IPC de julio es muy positivo, siendo la mayor bajada en precios en este mes en muchos años, tanto a escala nacional como regional. Los incrementos de bienes y servicios, relevantes en la cesta de la compra, como el transporte y los carburantes, más estables que en momentos pasados, y una cierta moderación del consumo privado, están llevando a cifras de inflación más favorables, y a que, poco a poco, nos acerquemos a la media europea, evitando así ser menos competitivos por la vía de los precios.