Los mayores también celebran San Lorenzo

2005010404 Hogar Mayores-Baile.jpg

Nuestros mayores también viven estos días de fiesta con alegría e ilusión. Este sábado, la residencia de la tercera edad "Ciudad de Huesca" recibía a la asociación cultural Abul-Beka. También, han podido disfrutar de los danzantes, que tienen previsto visitar la residencia durante estas fiestas hasta cuatro veces.

Las Fiestas de San Lorenzo son sinónimo de diversión y de ocio continuo. Sin embargo, hay personas que debido a su edad no pueden disfrutar de estas jornadas festivas. Por eso, durante estos días, el salón-comedor de la residencia de la tercera edad Ciudad de Huesca se convierte en todo un teatro que acoge a los admirados Danzantes de Huesca o al grupo Abul-Beka. Una asociación cultural que llega directamente desde Ronda (Málaga) para deleite de los mayores.

El panorama parece, en principio, desolador. El salón-comedor de la residencia está completamente en silencio. Pero, ahí están. Todos sentados alrededor de la improvisada pista de baile. Muchos de ellos no se despegan de su inseparable compañero, el bastón. En otros, la sordera les obliga a disfrutar de un espectáculo meramente visual.

A los diez minutos, la danza andaluza comienza. Y aquellos que oyen y tienen movilidad en las piernas intentan seguir el ritmo. Siguen en silencio, admirando el arte de los bailarines de Ronda.

Esta es una de las actividades organizadas por la residencia de la tercera edad “Ciudad de Huesca”. El director de la residencia manifiesta que intenta trasladar el aire festivo de San Lorenzo a la residencia trayendo grupos como Abul Beka o invitando a los Danzantes de Huesca, que este año visitarán a nuestros mayores hasta cuatro veces. Además, para impregnar todavía más de ambiente laurentino a la residencia, han colocado en la entrada pequeñas esculturas que simbolizan los cabezudos y los danzantes. Hasta han realizado un pequeña parrilla de color verde. Incluso, como es habitual en muchos hogares oscenses, los menús también se han confeccionado de acuerdo con las fiestas laurentinas. Así, el día diez de agosto degustaron el tradicional pollo al chilindrón.