Hermanamiento entre los clubes de vuelo a vela de Huesca y Tarbes

 

Durante el pasado fin de semana y enmarcada dentro de las actividades de la recién creada asociación de centros de vuelo a vela del Pirineo alumnos e instructores del Club de Vuelo a Vela de la ciudad francesa de Tarbes estuvieron en el aeródromo de Santa Cilia para realizar una actividad con el Aeroclub Nimbus cuya realización estaba inicialmente prevista en Huesca durante las presentes fiestas de San Lorenzo.

 

En la actividad ha participado Ghislaine Facon, piloto del Aeroclub de Tarbes que ostenta en la actualidad 7 records del mundo en categoría femenina y es poseedora de la medalla “Pelagia Majewska Gliding Medal" máxima distinción otorgada por la Federación Aeronáutica Internacional. El aeródromo de Santa Cilia se muestra como una excelente plataforma para las actividades que el aeroclub Nimbus venía realizando en Huesca en cooperación con los pilotos de la otra vertiente del Pirineo y ha acogido al club oscense que ante las circunstancias del aeropuerto de Huesca se ha visto obligado a prescindir de su habitual base de operaciones.

 

Desde la nueva asociación se están programando nuevas actividades de los clubes de Luchon, Puivert, Itxassou, Tarbes, La Llagonne, Oloron y Sant Gaudens en aeródromos de la vertiente española del Pirineo: Santa Cilia, Benabarre, Igualada y Alp.

 

Hasta la fecha y a pesar del compromiso adquirido por la presidencia de AENA en reunión mantenida en Madrid con representantes del Aeroclub Nimbus el pasado 14 de junio de buscar soluciones a la problemática del vuelo deportivo en Monflorite-Alcalá y en la que el propio presidente marcó como fecha límite el 30 de junio, la pista deportiva del aeropuerto continúa sin garantizar la seguridad de las operaciones. Las dimensiones de esta pista deportiva, que según el Plan Director del Aeropuerto debía de contar con un mínimo de 140 m de anchura contando sus franjas laterales no cuenta, debido a la ejecución de la obra más que con 50m operativos imposibilitando la operación segura de una escuela de vuelo sin motor con el nivel de actividad que venía desarrollando el citado club hasta la finalización de los trabajos que han definido el nuevo aeropuerto de Huesca todavía sin inaugurar.

 

El aeroclub Nimbus trasladó su actividad de escuela al aeródromo de Santa Cilia a finales del mes de junio quedando desde entonces a la espera de que el informe del grupo de trabajo concluya con las soluciones para conseguir la anchura de pista suficiente para seguir operando con normalidad y que mientras tanto han ocasionado el fin de la actividad de vuelo sin motor que se venía realizando en aquellas instalaciones desde su inauguración en el año 1.941. Miembros del aeroclub iniciaron hace unos meses una recogida de firmas a través de la página del aeroclub en internet buscando el apoyo de la ciudadanía para el mantenimiento de esta actividad en Huesca (www.aeroclubnimbus.aero).

 

A día de hoy únicamente se ha conseguido el compromiso de la reinstalación el próximo mes de octubre de las mangas de viento que la dirección del aeropuerto retiró sin ninguna explicación el pasado mes de abril y que imposibilitaban que los pilotos conociesen la dirección e intensidad del viento en las maniobras de aterrizaje y despegue de planeadores, se ha procedido al apisonado de las franjas de la pista y se ha adquirido el compromiso de la modificación de las balizas que delimitan la pista deportiva admitiéndose que las existentes suponían un riesgo para la seguridad. Al problema principal de la anchura de la pista y la existencia de obstáculos en la zona de aterrizaje de los veleros no se ha ofrecido hasta el momento solución alguna.

 

 

 

Comentarios