Tarde gris para olvidar

De lo peor que se recuerda esta tercera corrida de feria con tres cuartos de entrada en los tendidos y toros de la ganadería de Martín Lorca que se ha ganado a pulso no volver a pisar el ruedo oscense. Impresentables, sin fuerza y el tercero y primer sobrero devueltos a los corrales. Fue lidiado el segundo sobrero de la ganadería de Millares que tampoco sirvió para mucho.

EL JULI: inedito en su primero y pitos en el segundo

SALVADOR VEGA: aplausos y petición de oreja que la presidencia no concedió y vuelta al ruedo en el segundo con un aviso.

JOSE MARIA MANZANARES: silencio y aplausos

Abrió plaza El Juli con un toro invalido y sin fuerza. El viento además fue cuando más soplaba en una tarde tormentosa para el diestro madrileño que sin dar un pase tuvo que matar a un toro que no servía para nada. Pincho y luego estocada entera. El público protestó, aunque quedaba la esperanza del segundo que fue igual. Nada de nada y El Juli que se fue sin sudar una gota en una tarde para olvidar lo que motivo que fuera despedido con pitos al abandonar la plaza puesto que es un torero del que el aficionado espera todo. Para unos la culpa fue del lote que le correspondió y para otros del poco interés que además puso Julián López “El Juli”.

Salvador Vega fue de lo poco que se pudo salvar con una buena faena a su primero. Totalmente inventada y sacada a base de tesón y esfuerzo por el torero. Mató de media estocada, algo perpendicular y aunque el público pidió la oreja con fuerza, la presidencia no la concedió en la primera decisión polémica de la tarde. En el quinto toro, Vega estuvo también bien y dio algunos muletazos de calidad que le podrían haber llevado a conseguir una oreja que malogró con la espada. Tres pinchazos y tres descabellos necesito para matar dejándose escapar el premio.

Completaba la terna José María Manzanares. Voluntarioso y con ganas. Se nota que está un buen momento. La presidencia mando a los corrales al tercero de la lidia, cuando podría haber esperado un poco más. El toro no tenía mucha fuerza, pero pudo servir. Fue peor sacar el primer sobrero que con un calambre volvió también a los corrales y al final se lidió el segundo sobrero de la ganadería de Millares, manso y sin fuerza. Al final mató de estocada tendida y aplausos para el torero que por lo menos puso su empeño en que los aficionados vieran algo en una tarde para olvidar. El sexto fue más de lo mismo con una corrida de desigual presentación y al final Manzanares lo mató de una estocada entera.

Y se acabó por fin una de esas tardes que no pasarán a la historia a pesar de las muchas ganas que había por el cartel compuesto por tres matadores que llegaban a Huesca en un buen momento. La ganadería de Martín Loca lo echó todo por tierra.

Las corridas a pie se cierran este lunes con la ‘torista’ de Cuadri que no ha levantado expectación entre el público, aunque sí entre los buenos aficionados. Pepín Líria, Juan José Padilla y Luis Miguel Encabo serán los encargados de matarla.