Dos toros y un conejo

4ª de feria laurentina con tres cuartos de entrada en los tendidos. Se han lidiado reses de la ganadería de Cuadri bien presentados y de desigual juego, siendo los mejores el cuarto y el quinto.

PEPÍN LIRIA: Bronca y 1 oreja

JUAN JOSÉ PADILLA: Oreja en cada uno de su lote con petición de la 2ª en el quinto.

LUIS MIGUEL ENCABO: Silencio en su lote.

La corrida de toros de Celestino Cuadri no decepcionó al público. En líneas generales y teniendo en cuenta el carácter ‘torista’ de la ganadería y las condiciones de una corrida con propio encaste, los toros mantuvieron el interés de los aficionados. Sobre todo el cuarto y el quinto toro de la tarde que fueron de gran juego lo que ayudó a que la tarde fuera entretenida.

Pepín Liria tiró por la calle de en medio en su primero al comprobar las nulas cualidades para embestir y las muchas posibilidades que el toro tenía para coger. Su cuarto, noble, el torero realizó una faena justa pero con suficiente interés para los tendidos. Cortó 1 oreja.

Padilla sigue siendo un torero querido en Huesca. En su primero mansote con cierto recorrido en la muleta aprovechó las embestidas. Y su segundo, que hacía quinto de la tarde fue excelente para la muleta. Se vino largo, con tranco y nobleza. El toro fue merecedor de dar la vuelta al ruedo lástima que al final este premio no llegó para el toro aunque sí al torero que por su entonada labor cortó 1 oreja con fuerte petición de la segunda que la presidencia no concedió.

Luis Miguel Encabo paso por Huesca en tono gris. Sus dos toros no ofrecieron demasiadas posibilidades a este torero que debutaba en la feria oscense y que se mostró dubitativo e inseguro. Por cierto además de esos dos buenos toros, al ruedo también saltó un conejo que se ha convertido en uno de los protagonistas de las fiestas.

La feria se cierra con la corrida de rejones donde se lidiarán toros de Dª. Vda. Antonio Flores Tassara para Diego Ventura, Andy Cartagena y Álvaro Montes.