Trabajo día y noche para que Huesca luzca limpia

Tras las fiestas de San Lorenzo, el capítulo de la limpieza también queda aprobado con nota. Los trabajadores de estas brigadas han debido esmerarse, a lo largo de los siete días festivos, para tener la ciudad lo más saneada y limpia posible. El Plan de Limpieza, además del trabajo ordinario, contemplaba un operativo de 42 personas, que han hecho más de 40 horas extraordinarias, para afrontar la distribución de las tareas, fundamentalmente en dos extensas zonas de la ciudad.

El concejal de Medio Ambiente del ayuntamiento de Huesca, Germán Sanromán, se muestra muy satisfecho de cómo ha estado y está, ya a día 16, la ciudad, en cuanto a su aspecto.

La ciudad estaba distribuida en dos zonas. Una de ellas abarcaba el Casco Antiguo y la zona centro de Huesca: Plaza General Alsina, plaza de la Catedral, plaza de los Fueros y López Allué así como las calles adyacentes, Villahermosa, Coso Alto y Coso Bajo, Porches de Galicia y plaza de Navarra. La segunda de la zonas se encontraba en el entorno de la plaza de Toros, Ramón y Cajal, plaza Santo Domingo, zona de Torre Mendoza, avenida Los Danzantes, calle San Lorenzo y Padre Huesca y calles adyacentes, así como los recintos de las peñas y de las ferias.

Según Germán Sanromán, al haber trabajado tan intensamente durante las fiestas, ahora el trabajo ya es más selectivo. En el día después de las fiestas, por ejemplo, las calles de San Lorenzo, Padre Huesca, Nuestra Señora de Salas o Alfonso el Batallador, ya están limpias. Por ello, se continuaba con una limpieza más en profundidad, por ejemplo, en la calle del Parque, donde hasta ahora no se podía entrar bien a limpiar.

Las brigadas de limpieza comenzaban su labor a las 6 de la mañana (a las 5 el día 10 de agosto) en el centro de Huesca, y se desarrollaba hasta las 12 del mediodía. En la zona de las Peñas Recreativas no se podía entrar a limpiar hasta las 10 de la mañana.

Germán Sanromán se ha mostrado satisfecho del funcionamiento de los nuevos equipos mecánicos con los que se ha contado este año, y ya se prevé para el próximo, seguir invirtiendo en esta cuestión. Las máquinas sopladoras, que echan toda la basura al centro de la calle, para que la barredora lo recoja han resultado una buena opción, así como los equipos de agua caliente a presión, que gastan muy poca agua pero son muy efectivos.

Pasado el ecuador de las fiestas de San Lorenzo, así como el fin de semana de las fiestas, se llevaban recogidos más de 200.000 kilos de basura.

Comentarios