El alcalde de Canfranc agradece el trabajo por la recuperación del patrimonio

Este jueves el Alcalde de Canfranc, Fernando Sánchez, ha visitado a los cuarenta jóvenes que están participando en dos Campos de Trabajo en la localidad de Canfranc para la recuperación de la Torre de la Espelunca y del tramo del Camino de Santiago que discurre entre la Iglesia de la Trinidad y el Puente de los Peregrinos de Canfranc.

El alcalde ha agradecido personalmente a los jóvenes europeos entre los 18 y los 26 años de edad su contribución para dignificar la "Torre de la Espelunca", construida en 1592 con el fin de controlar militarmente el camino de Francia, incendiada en 1707, con motivo de la Guerra de Sucesión, reformada como batería de artillería a fines del XVIII durante la Guerra contra la Convención francesa y abandonada desde entonces ya que sus ruinas han pasado desapercibidas y cubiertas de vegetación, hasta que fueron redescubiertas en 1999.Se trataba de una torre de planta cuadrada rodeada por un recinto aspillerado, por cuyo interior discurría el Camino de Santiago.

El trabajo ha consistido en la limpieza de las ruinas, sus alrededores y la excavación arqueológica -bajo la dirección de personal especializado- con el fin de conocer su perímetro y recuperar materiales arqueológicos asociados. Además, se ha dejado preparado para que el Ayuntamiento de Canfranc coloque una señal explicativa del monumento, así como coloque otro tipo de materiales para su uso y disfrute por parte de vecinos y visitantes.

Este Campo de Trabajo Internacional ha sido organizado y financiado por el Instituto Aragonés de la Juventud y ejecutado y coordinado por Sargantana. El Ayuntamiento de Canfranc y la Comarca de la Jacetania han colaborado en la financiación de los técnicos y arqueólogos que han dirigido los trabajos. Este próximo lunes, los jóvenes vuelven a sus lugares de origen habiendo participado de una experiencia muy gratificante.

Seguidamente, el Alcalde de Canfranc ha visitado otro punto del Camino de Santiago donde otros jóvenes de 14 a 17 años de edad que están participando igualmente y aportando su trabajo voluntario a fin de realizar tareas de mantenimiento de uno de los lugares mejor conservados del Camino de Santiago, el tramo que discurre entre la Iglesia de la Trinidad y el Puente de los Peregrinos de Canfranc. En este caso, son jóvenes de Aragón y Aquitania, quienes en el marco del Proyecto Interreg III-A "Sendero Joven", asumen la tarea de colaboración en las labores de dignificación del Camino de Santiago. Este proyecto, ha sido financiado por el Instituto Aragonés de la Juventud, las regiones de Aquitania y Aragón, el Departamento de Pirineos Atlánticos y los fondos FEDER de la Unión Europea. El Alcalde ha querido felicitar y agradecer a todos los jóvenes su contribución, puesto que la aportación de cinco horas diarias de trabajo por cada joven permite hacer una contribución práctica a la recuperación del Patrimonio Mundial, que es local y global y que favorece en todo caso, al conjunto de la Humanidad.

Comentarios