Torreciudad revive la ancestral tradición del pesaje de los niños

Este domingo, coincidiendo con la festividad de Ntra Sra de Torreciudad, en el santuario, se celebra el tradicional acto de presentación y pesaje de los niños nacidos el último año como muestra de agradecimiento y petición de protección a la Virgen. La ceremonia comenzará con la Misa Mayor, presidida por el rector, Javier Mora Figueroa y solemnizada por la Capilla de Música de la Catedral de Bilbao y se desarrollará en la ermita centenaria del centro de peregrinaciones.

El domingo, una vez finalizada la Eucaristía, los fieles y devotos que acudan a Torreciudad llevarán en andas la imagen de la Virgen desde el nuevo santuario hasta la ermita. Ya en la capilla, de uno de los arcos del porche, se colgará la antigua balanza forjada en hierro que, antiguamente, era utilizada por los santeros que atendían a los peregrinos. Es entonces, cuando los padres colocan a sus hijos en el canasto de uno de los platos de la balanza y, en el otro, igualan el peso de la criatura en trigo y aceite, según la tradición. Álvaro Vilallonga, responsable de comunicación de Torreciudad ha indicado que “antiguamente las familias dejaban en la ermita trigo o aceite para quienes se encargaban de custodiar la imagen de la Virgen, productos que, en la actualidad, han sido sustituidos por vino o embutidos, para igualar el peso de la criatura”.

La jornada del domingo concluirá con el folklore, la torta y la caridad que se reparte entre los asistentes. Por otra parte, desde el Santuario se hace un balance positivo de cómo se está desarrollando del verano, puesto que, en Julio pasaron por Torreciudad 650 grupos de peregrinos y familias, de ellos, 130 procedentes de Francia, Italia, Holanda, Estados Unidos, Bélgica, Argentina u Holanda y, aunque todavía no existen datos oficiales de Agosto, la primera quincena está resultando muy satisfactoria. Vilallonga achaca estas cifras a la nueva oficina de información que está permitiendo atender mejor a los turistas.