El uso de los biocombustibles no son un peligro determinante para el medio ambiente

Ha manifestado, Antonio Valero, catedrático del Centro Politécnico Superior de la Universidad de Zaragoza y miembro del Consejo de Energía de Aragón, con motivo de la charla que va a pronunciar este sábado en Senegüe en la que hablará de los biocombustibles y su influencia en al agricultura. Precisando a Radio Huesca Digital que “ todas las tecnologías al principio requieren de un aprendizaje y es necesario dejar un tiempo para que encuentren un lugar y poco a poco van mejorando sus técnicas”. Recordando que “ simplemente negarles un hueco a las energías renovables es hacer el caldo gordo a las convencionales, como las petroleras para mantener su mercado”.

Valero ha realizado estas declaraciones a raíz de la publicación de una investigación realizada por científicos británicos en la que se deduce que “los biocombustibles son en la actualidad inadecuados para limitar el aumento del dióxido de carbono en la atmósfera y frenar el cambio climático. La obtención de etanol de la remolacha azucarera, el trigo o el maíz podría hasta aumentar indirectamente aún más la temperatura de la Tierra en algunos casos”. Además señalan que “el reemplazo del diez por ciento de la gasolina y el diesel con biocombustibles requeriría del cultivo del 38 por ciento de la superficie agrícola de Europa y el 43 por ciento de la de Estados Unidos”.

Antonio Valero desde 1982 está trabajando en los fundamentos de la Termoeconomía, que trata de ligar el Segundo Principio con la Economía. Es director de la Fundación CIRCE, un Centro de Investigación creado por la Universidad de Zaragoza, donde es catedrático de energía, maquinas y motores térmicos, la Diputación General de Aragón y el Grupo Endesa, compuesto por sesenta investigadores dedicados al ahorro y la optimización energéticas así como al fomento de las energías renovables.

Es autor de más de cien artículos de investigación sobre temas energéticos así como de la interacción entre la Energía y Entropía con la Economía y la Ecología. Así mismo es coautor, entre otros, de los libros “Desarrollo Económico y Deterioro Ecológico”.