En obras, el primer tramo de la Muralla de Huesca

Han comenzado los trabajos preliminares de montaje de andamios para acometer los primeros trabajos de restauración y recuperación de un paño de la muralla de Huesca, contiguo a la Casa Amparo. Las obras fueron adjudicadas a la empresa Damarim, S.L., por 72.605 euros y un plazo de 6 meses. Paralelamente, se realizarán drenajes por ambos lados de la muralla, principalmente por el interior, lo que se conoce como "intradós", para que la humedad no siga afectándole tan negativamente.

Audio sin título

Se trata de un tramo de 11 metros de muralla, y estos trabajos podrían considerarse casi como una obra piloto. La actuación comprende obras de restauración, ensayos y excavación arqueológica. Sin embargo, todo dependerá de la excavación que conllevarán las obras y de los restos que puedan aparecer.

Lo que, de antemano, se conoce es que hay tramos de muralla oculta en la parte del intradós, porque ha sufrido muchas reparaciones y ampliaciones en distintas épocas. Al excavar se pueden ver todos estos trabajos, que han permanecido ocultos. De hecho, en la zona se realizaron sondeos previos, que constataron que había restos de época romana.

Desde la Dirección General de Patrimonio del Gobierno de Aragón se habla de una restauración integral de la muralla, respetando siempre el monumento, para que dure muchos más años.

Los trabajos en los distintos tramos deberían irse solapando. Ahora está en fase de redacción el proyecto del siguiente paño. Será más complejo, porque está en la zona de la cruz del Trasmuro, y allí la muralla presenta varios planos. Se espera que para finales de este año o comienzos de 2008, se pudieran iniciar allí las obras. El trabajo, según los responsables de patrimonio, debe ser lento pero continuo.

El ayuntamiento de Huesca aprobaba recientemente el Plan Especial de la Muralla de Huesca. Un proyecto que, además, de la recuperación y restauración de la muralla, permitirá la ampliación del Colegio San Vicente y de la Casa Amparo, la construcción de un paseo sobre la calle Desengaño, entre las casas ya existentes y la muralla, y también la construcción, tal vez, de una plataforma peatonal que una la zona del campus del casco antguo con la de las antiguas Residencias de Niños. Todo esto supondrá la recuperación para la ciudad de un espacio que se encuentra actualmente muy degradado.

Comentarios