El cambio climático obliga al grupo militar de Jaca a abandonar su objetivo de alcanzar Gunnbjorn en Groenlandia

Los expedicionarios del GMAM han tenido que realizar a lo largo de estos últimos días un arduo trabajo sorteando la innumerable cantidad de canales, balsas y ríos que se entrelazan y cruzan e impiden su progresión a través del enorme glaciar de Christian de 30 Km. de ancho. Durante tres días han intentado sortear estos canales en los que el agua baja semicongelada y a gran velocidad, hasta llegar a la zona donde confluían y cuya anchura y peligro hacían prácticamente imposible su vadeo. Estas circunstancias han hecho que se vean obligados a abandonar el objetivo de cima del Gunnbjorn en Groenlandia

Los expedicionarios trabajaron durante tres días consecutivos en intentar sortear estas dificultades, ya que la cima del Gunnbjorns estaba a la vista, y les separaba de ella tan solo 25 Km. después de una travesía más de 180 Km.. La meta está cerca pero hay que saber tomar las decisiones adecuadas y los días de seguridad para imprevistos se han consumido en intentar atravesar este glaciar .

Muy a su pesar, pero absolutamente conscientes de los riesgos y peligrosidad de la misión, se toma la decisión de iniciar el regreso para llegar a tiempo de poder ser recogidos por el barco. La expedición de todas maneras continúa aunque no se ascienda al Gunnbjorns porque se sigue con la labor de investigación en colaboración con la Universidad de Zaragoza y el Centro de Medicina del Deporte de Zaragoza, así como la realización de la cartografía de la zona ya que hasta la fecha no había información precisa de la misma.

Sin duda, el cambio climático ha dado un mazazo a esta expedición, ya que estaba previsto todo el itinerario incluidos los canales de agua, pero no el gran caudal de los mismos. Según vemos en informes publicados recientemente por el CSIC, el deshielo del Ártico batirá este año un nuevo record y es durante el mes de Agosto cuando alcanzará sus máximas cotas.