Fin de semana de tráfico en las carreteras y rescates de montaña

2005122424 trafico.JPG

Las carreteras oscenses esperan un alto volumen de tráfico durante la última jornada del fin de semana en las diferentes vías altoaragonesas, tanto de entrada como de salida de la provincia. Por otro lado el arranque del fin de semana ha estado marcado por el trabajo de los equipos de rescate de montaña que han tenido que actuar para rescatar a siete personas.

El director provincial de Tráfico, Andrés Fernández del Río, ha señalado que los fines de semana de este mes de agosto están siendo muy intensos en lo que a tráfico se refiere puesto que muchas personas deciden salir o regresan durante los citados días.

Para Fernández del Río el principal problema de las carreteras altoaragonesas es el estado de las mismas y no las retenciones. Las principales incidencias podrían darse en algunos puntos que ya se han convertido en habituales como el Puerto de Monrepós, en la N-240 en la travesía de Monzón, y en la misma vía en el cruce de Barbastro a Graus debido a las obras que se están desarrollando en este punto carretero.

Sobre el transcurso de la primera quincena del mes de agosto, el Director Provincial de Tráfico ha señalado que los datos no son buenos puesto que hasta la fecha han fallecido cuatro personas en accidentes de tráfico, aunque el número de siniestros ha sido similar al del año pasado.

SIETE RESCATES DE MONTAÑA EN EL ARRANQUE DEL FIN DE SEMANA

Además del tráfico, los rescates de montaña están siendo protagonistas y es que los equipos de rescate en montaña se veían obligados a rescatar a cinco montañeros en un sólo día, en la jornada de este viernes, y a otros dos este sábado. La mayoría de los rescates se producían después de lesiones leves o torceduras, pero uno de los evacuados había sufrido policontusiones múltiples después de caer por una pared de 15 metros.

El accidente más peligroso se producía a mediodía, en las paredes de Forronias, en el término municipal de Panticosa, cuando un escalador de 28 años, vecino de Ermua, sufrió una caída de 15 metros, golpeándose contra una pared. La Guardia Civil procedía al rescate y evacuación del herido al Centro de Salud de Panticosa. Se le diagnosticaban policontusiones múltiples en extremidades superiores e inferiores, en la espalda y dedos de las manos, además de heridas en tobillo, rodilla y codo izquierdos.

Antes, por la mañana, entre el Collado Tarmañones y Punta Cochata, en el término municipal de Sallent de Gállego, fuerzas de la Guardia Civil procedían al rescate y evacuación de una montañera de 38 años, vecina de Zaragoza, que sufrió una torcedura de tobillo y no podía caminar. La herida fue evacuada al Centro de Salud de Escarrilla, donde se le diagnosticaba fractura de peroné y fue posteriormente trasladada al Hospital Comarcal de Jaca.

A mediodía, en el barranco Miraval (río Yaga), término municipal de Tella-Sin, la Guardia Civil, el helicóptero UHEL-41 y un enfermero del CUEMUN, rescataban a un barranquista de 50 años, de nacionalidad alemana, que había sufrido una posible fractura o luxación de la cabeza del húmero del hombro derecho. Fue evacuado al Hospital Comarcal de Barbastro.

Por otro lado, en el barranco de Gorgol, entre Piedrafita y Tramacastilla, término municipal de Sallent de Gállego, la Guardia Civil rescataba a una barranquista de 31 años, vecina de Getafe, que había sufrido lesiones en una rodilla cuando descendía el barranco. Fue trasladada en ambulancia al Hospital Comarcal de Jaca.

Además, en la Gran Visera, en el río Vero, término municipal de Bierge (Huesca), Fuerzas de la Guardia Civil, el helicóptero UHEL-41 y un médico del 061 procedían al rescate y evacuación de una barranquista menor de edad, de nacionalidad francesa, que había sufrido una caída. Fue evacuada al Hospital San Jorge, donde se le diagnosticaba una fractura de tibia y peroné.

Ya este sábado, una mujer de 45 años, vecina de la localida barcelonesa de Sabadell ha sido trasladada desde el refugio de La Renclusa, en el término municipal de Benasque, donde había pernoctado, hasta el Hospital San Jorge de Huesca, aquejada de dolor abdominal y fiebre que le impedían descender por sus propios medios. En el rescate intervenían especialistas de la Guardia Civil, apoyados por el helicóptero y un médico del Salud.

Por último, un joven de 23 años, vecinos de Barcelona ha sido evacuado este sábado al Centro Médico MAZ de Benasque desde el Portillón Superior, en la vertiente del Pico Aneto, dentro del término municipal de Benasque. El herido se había lesionado una rodilla al tropezar con una piedra.