Accidentes de montaña, barrancos y de tráfico jalonan el fin de semana

Desde el pasado viernes, han sido muy numerosos los rescates, tanto de montaña como de barrancos, a los que ha debido acudir la Guardia Civil. Además, se han producido varios siniestros de tráfico, por lo que el fin de semana se puede considerar como muy accidentado. En total, tres barranquistas y cinco montañeros evacuados, y tres heridos graves y tres leves en dos accidentes de circulación.

El mismo viernes, entre el Collado de Tarmañones y Punta Cochata, en el término municipal de Sallent de Gállego, Fuerzas de la Guardia Civil procedían al rescate y evacuación de una montañera de 38 años, vecina de Zaragoza, que sufrió una torcedura en el tobillo y no podía caminar. La herida era evacuada, en primer lugar, al Centro de Salud de Escarrilla, donde se le diagnosticó fractura de peroné, siendo posteriormente trasladada al Hospital Comarcal de Jaca.

También el viernes, en el barranco Miraval (río Yaga), en el término municipal de Tella Sin, se rescataba a un barranquista de 50 años, de nacionalidad alemana, que había sufrido una posible fractura o luxación de la cabeza del húmero del hombro derecho. Fue evacuado al Hospital Comarcal de Barbastro.

El mismo viernes, en el barranco de Gorgol entre Piedrafita y Tramacastilla, término municipal de Sallent de Gállego, la Guardia Civil rescataba a una barranquista de 31 años, vecina de Getafe, que sufrió lesiones en una rodilla cuando descendía dicho barranco. Fue trasladada en ambulancia al Hospital Comarcal de Jaca.

Y posteriormente, en la Gran Visera, en el río Vero, término municipal de Bierge, Fuerzas de la Guardia Civil, el helicóptero UHEL-41 y un médico del 061 procedían al rescate y evacuación de una barranquista menor de edad, de nacionalidad francesa, que sufrió una caída produciéndose una fractura de tibia y peroné, siendo evacuada al Hospital San Jorge de Huesca.

Por otro lado, en las paredes de Forronias, término municipal de Panticosa, la Guardia Civil procedía al rescate y evacuación de un escalador de 28 años, vecino de Ermua (Vizcaya), que había sufrido una caída de 15 metros golpeándose contra una pared. El herido fue trasladado al Centro de Salud de Panticosa donde se le diagnosticaron policontusiones múltiples en extremidades superiores e inferiores, así como en espalda y dedos de las manos, además heridas en tobillo, rodilla y codo izquierdos.

Ya el sábado, una mujer de 45 años, vecina de la localidad barcelonesa de Sabadell era trasladada desde el refugio de La Renclusa, situado dentro del término municipal de Benasque, donde había pernoctado, hasta el Hospital San Jorge de Huesca, aquejada de dolor abdominal y fiebre que le impedían descender por sus propios medios. En el rescate, que se realizaba alrededor de las 8 de la mañana, intervenían especialistas de La Guardia Civil, apoyados por el helicóptero y un médico del Salud.

Posteriormente, un joven de 23 años, vecino de Barcelona era evacuado sobre las 12 horas al Centro Médico MAZ de Benasque desde el Portillón Superior, en la vertiente del Pico Aneto, dentro del término municipal de Benasque, lugar donde, tras tropezar con una piedra, se había lesionado en una rodilla. El equipo de rescate que intervino después de ser alertado por el Servicio 112 estaba compuesto por especialistas en montaña de La Guardia Civil con la ayuda del helicóptero y de un médico del Servicio Aragonés de Salud.

El sábado también se produjo un accidente de tráfico. Alrededor de las 16 horas producía un accidente de circulación en la carretera N-260, a la altura del P.K. 505,7, dentro del término municipal de Biescas. Chocaron frontalmente dos turismos. Como consecuencia, la conductora del primer vehículo, ciudadana francesa de 29 años, así como su acompañante, ciudadana española de 43 años, sufrieron heridas de carácter grave. El segundo vehículo lo conducía un hombre de 52 años que al igual que otras tres personas que le acompañaban (dos mujeres de 43 y 49 años y un varón 38 años) sufrieron heridas de carácter leve. Los heridos fueron trasladados al Hospital Comarcal de Jaca.

Y el domingo, una montañera de 22 años de edad y vecina de Zaragoza, era rescatada a primera hora de la tarde, en la senda que va desde el Monte Perdido hasta el refugio de Goriz. Fuerzas especialistas en montaña de la Guardia Civil acompañadas por un médico y la UHEL-41 evacuaban hasta el Hospital Comarcal de Barbastro a la montañera accidentada, quien presentaba posible fractura de tibia y peroné en la pierna izquierda.

Finalmente, también por la tarde, se producía un accidente de circulación en el Km. 2.2 de la A-131 de Fraga a Huesca. Un turismo Renault Express 1.9D se salía de la calzada de forma gradual por el margen derecho volcando a continuación. A consecuencia de dicho percance la conductora del turismo, de 38 años, de edad resultaba herida de carácter grave.