Las peñas protagonistas de las fiestas de Peraltilla

Doce son las peñas con las que cuenta Peraltilla lo cual hace suponer que, prácticamente, todos los vecinos de la localidad están vinculadas a alguna de ellas. La tradición de pertenecer a una peña empieza ya a temprana edad, puesto que, con siete u ocho años, los niños abandonan la peña de sus padres para formar una propia aunque, lógicamente, a esas edades siempre supervisada por los adultos.

El auge de las peñas llegó a Peraltilla a mitad de la década de los setenta, siendo una de las más antiguas la Peña Pifoma, anteriormente conocida como Peña Chupete.

Ismael Salvatierra, de la Peña Pifoma, ha indicado a Radio Huesca Digital que cada peña tiene su propio local donde, durante las fiestas, se organizan, sobre todo cenas, a excepción del viernes, día en el que todos los peñistas participan en la cena popular.

Como el resto de los vecinos, los peñistas también colaboran en la organización de las diferentes actividades que se desarrollan durante las fiestas. De hecho, desde la comisión se realiza un estadillo con la faena que cada uno de los peñistas debe desempeñar durante los días de fiesta.

Además, se trata de peñas abiertas a otros vecinos de la comarca a los que se atiende con cortesía y se invita “a un trago de vino, un trozo de jamón o lo que hay en ese momento”. Ismael Salvatierra, espera que sean muchos los vecinos de la comarca que se acerquen durante las fiestas “porque hay actividades para todos y grandes orquestas”.

Según Salvatierra lo que diferencia a una peña de otra es la edad, de tal manera, que están separadas, aproximadamente, por diez años cada una de ellas.

Además de juntarse para las fiestas de San Joaquín, las peñas de la localidad también suelen reunirse con motivo de las fiestas pequeñas, la romería o cualquier otra actividad cultural.

Comentarios