Inversión de más de once millones de euros en el Canal de Aragón y Cataluña

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha aprobado el proyecto de mejora y modernización de la zona regable del Canal de Aragón y Cataluña, segunda fase, en las provincias de Huesca y Lleida, cuyas obras supondrán una inversión de 11.612.004 euros.

Este proyecto, que se enmarca en las obras urgentes de mejora y consolidación de regadíos destinadas a obtener un adecuado ahorro de agua que palie los daños de la sequía.

La licitación es para la adquisión de tubería de una obra realmente importante, conocida como la modernización del Canal. Se trata de tuberías que bajarán lateralmente, junto al Canal de Aragón y Cataluña, y que suministrarán a los regantes agua a presión natural, con lo que se favorece la posterior modernización de lo que son las fincas, sin la necesidad de ningún gasto energético, es decir, ni gasoil ni kilowatios.

El proyecto contempla la instalación de un sistema de riego a presión a la demanda con presión natural, de una superficie de 7.362 hectáreas ubicadas en la zona suroriental de la provincia de Huesca y occidental de la de Lleida. La colocación de las tuberías será entre finales de este año y comienzos del próximo. La satisfacción entre los usuarios del Canal de Aragón y Cataluña es grande, porque esta es una de las actuaciones más deseadas por los regantes.

En esa zona los cultivos más extendidos son la fruta dulce, como la manzana, la pera, el melocotón y la nectarina; cultivos herbáceos extensivos como la alfalfa, el trigo, la cebada y el maíz y la vid.

Las obras previstas incluirán la instalación de tomas en el canal y tuberías de distribución con una longitud de 29.737 metros, encargándose de los hidrantes la propia Comunidad de Regantes.