Antonio Ruspira presenta su cese como presidente de la Cámara de Comercio de Huesca

El presidente de la Cámara de Comercio e Industria de la provincia de Huesca, Antonio Ruspira, comunicaba este jueves al Pleno de la institución su cese en el puesto como consecuencia de su incompatibilidad con el desempeño del cargo de director general de Carreteras del Gobierno de Aragón. El informe remitido por la Consejería de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de Aragón, indica que se entiende que los cargos que ostentaba Antonio Ruspira, (como presidente de la Cámara y Director General de Carreteras) son incompatibles, a pesar de que los de presidente de la Cámara y de la Fundación eran no retribuidos. Así pues, Ruspira cesaba y causaba baja de todos sus cargos.

Audio sin título

En la hora del adiós, y después de tres elecciones, en el año 98, en 2002 y nuevamente y por unanimidad, en 2006, Antonio Ruspira, aseguraba que deja atrás un proyecto muy interesante.

El ya ex presidente quería dejar claro que él ha sido la cabeza visible de este proyecto, pero que ha habido un Comité Ejecutivo con nueve personas más, que fueron avalados con amplia mayoría por todo el pleno, que han trabajado como uno solo, con el fin de sacar adelante un buen número de cuestiones. Por ello, se mostraba convencido de que el proyecto que se empezó en el 98, el Plan Estratégico 2005-2009, o el trabajo que se está desarrollando en la fundación, se llevarán a cabo sin ningún problema.

Y también destacaba tres proyectos, entre los muchos que se han sacado adelante.

Se trata del convenio colectivo que se ha logrado firmar en la institución, la operación urbanística en el solar anexo a la Cámara de Comercio y la puesta en marcha, en 2004, de la Fundación para el Desarrollo Socio Económico de la provincia, FUNDESA, con la Cámara como patrono único.

Pero además, ha habido muchos más proyectos y actuaciones, como el Catálogo de programas y servicios, que tiene la Cámara, el crecimiento en presupuesto en estos 9 años, que se ha multiplicado por cinco, el personal que ha pasado de 9 a 35, los recursos no permanentes, gracias a subvenciones y convenios, a través de terceros, desde el año 98, se han multiplicado por 18, de 115.000 euros a casi 2 millones. Ruspira también destacaba el sello de calidad, el futuro sello medioambiental, e innumerables programas de todo tipo, como el Plan Integral de Desarrollo con la DPH, el Observatorio socioeconómico, el turístico, el plan que se hizo para el foro Expo 2008, que no se llegó a ejecutar en su totalidad, estudios de desarrollo socioeconómico en diferentes comarcas, comunicaciones transpirenaicas, foros y, también, como pilar fundamental, la colaboración estrecha con CEOS-Cepyme Huesca y con las organizaciones empresariales, sectoriales y territoriales de la provincia de Huesca. En relaciones institucionales, la Cámara de Comercio tiene más de 40 convenios vigentes, a fecha de hoy, trabajan con casi todos los departamentos del Gobierno de Aragón, con ayuntamientos y todas las comarcas, impulsaron decididamente el Consejo Aragonés de Cámaras, y son un referente en el ámbito nacional.

Antonio Ruspira fue elegido presidente de la Cámara el 21 de abril de 1998. Fue reelegido para el cargo el 24 de mayo de 2002, y el 20 de abril de 2006 inició su tercer mandato como presidente tras ser elegido de nuevo presidente por unanimidad de los 34 miembros del Pleno.

En su despedida, agradecía a los miembros del Pleno y a los trabajadores de la Cámara el apoyo y la colaboración con que ha contado durante su etapa como presidente, y ha pedido seguir trabajando por el crecimiento y consolidación de la institución con la mira puesta en el dinamismo empresarial y en el desarrollo socioeconómico de la provincia de Huesca.

Por último, Ruspira animaba a los miembros del Pleno a continuar trabajando en algunos retos para el futuro, como son el mantenimiento del nivel de calidad de los recursos humanos y del catálogo de programas y servicios; la potenciación de las relaciones institucionales; la reforma del edificio de la Cámara y la obtención del sello medioambiental; el adecuado aprovechamiento del patrimonio de FUNDESA; la consolidación de la relación entre la Cámara y CEOS-CEPYME y las asociaciones empresariales comarcales; el inicio de operaciones de PYRENAIR; la puesta en marcha de la empresa Promoción y Desarrollo del Alto Aragón, S.A. (PRODESA), y la puesta en valor del Consejo Aragonés de Cámaras.

Varios miembros del Pleno tomaban la palabra para, por un lado, felicitar a Antonio Ruspira por su nombramiento y, por otro, para encomiar su labor al frente de la Cámara, así como su trayectoria personal. Ángel Mas, presidente en funciones a partir de ahora, glosaba las virtudes personales y profesionales de Ruspira, destacando el concepto tan elevado que tiene de la amistad, términos en los que coincidía en su intervención el vicepresidente 2º, Francisco Lalanne. Asimismo, José Luis López, presidente de CEOS-CEPYME Huesca, destacaba el “impulso definitivo” que la Cámara ha tomado durante sus mandatos, lo que ha permitido su consolidación y la dotación de nuevos servicios, lo que arroja “un balance brillante y excepcional”.

Elección de nuevo presidente

Antonio Ruspira era uno de los cuatro vocales de la Cámara elegidos a propuesta de CEOS-CEPYME Huesca. Ahora, la organización empresarial deberá comunicar una propuesta de dos candidatos de los que el Pleno elegirá a uno de ellos para cubrir la vocalía que ha quedado vacante. Una vez el Pleno cuente de nuevo con 34 vocales, se convocará sesión plenaria a fin de que puedan presentarse candidatos para la presidencia. El voto de los 34 vocales determinará quién es elegido nuevo presidente de la Cámara de Comercio e Industria de la provincia de Huesca.

Comentarios