Empiezan las negociaciones para intentar salvar la empresa Hussmann Koxka

BAES

Este lunes está prevista una reunión entre la empresa Hussmann Koxka, la Federación del Metal del sindicato UGT y los trabajadores, para dar a conocer los detalles del cierre de esta planta, que se anunciaba en las primeras fechas del verano. Se hablaba de que 42 trabajadores se iban a ver afectados. Lo que pretende la empresa ha quedado plasmado en el Expediente de regulación de los 42 puestos de trabajo, con su extinción total. Desde UGT (único sindicato presente en la factoría), se intentará mantener esos puestos. La negociación durará como máximo 15 días, porque es una empresa de menos de 50 trabajadores.

Audio sin título

Ángel Laguarta, secretario provincial de UGT indica que el producto que Hussmann Koxka venía realizando es de mucha calidad y caro, por lo que tiene una difícil salida en el mercado. Al parecer, la empresa lleva ya varios años trasladando el producto de la factoría de Pamplona a la de Huesca, lo que lo encarece mucho. Ahora, habrían encontrado una empresa que hace las puertas de los frigoríficos a un precio mucho más asequible, incluso, que haciéndolos en su planta. Laguarta cree que, en todo este tiempo, la empresa se ha esmerado poco para adaptarse a las circunstancias del propio mercado, dado que el producto que vendían no salía. Recuerda que es una multinacional que sabe cómo está el mercado, por lo que, parece claro que no tiene interés en mantener la planta de Huesca.

Asesores jurídicos y económicos de UGT están estudiando la propia viabilidad de la empresa, que no parece que sea mala. De hecho, el Expediente de Regulación de Empleo, no se basa en causas económicas. Al parecer, los datos que se han ofrecido al sindicato son del grupo como tal, y se demuestra que está en pleno funcionamiento, no tiene pérdidas por ninguna parte. El expediente se basa en razones técnicas, de organización y de producción.

El proceso tiene, pues dos partes, en la primera, los sindicatos tienen la obligación de insistir en que la empresa se mantenga en Huesca y con el mayor número de trabajadores. En el caso de que no fuera posible, se intentaría buscar las mejores condiciones de despido para los trabajadores. Finalmente, serán los propios trabajadores los que decidirán, si aceptan traslados, o jubilaciones anticipadas...

La empresa cerró por vacaciones antes de San Lorenzo, y los trabajadores regresaron a sus puestos de trabajo el pasado día 20. Había otros trabajadores que ya habían disfrutado de días de descanso, por turnos, en las semanas anteriores.

Tras la crisis de Mildred, que ha mandado a la calle a más de 400 trabajadores, llegaba esta nueva noticia, con casi medio centenar más de trabajadores afectados, que era acogida con mucha preocupación por todos los agentes sociales de la ciudad.

La empresa Hussmann Koxka lleva 40 años a la vanguardia de la investigación en la refrigeración comercial para proporcionar soluciones de calidad tanto al sector de las grandes superficies como a los pequeños establecimientos de alimentación. Tiene su sede central en Pamplona y llegó a Huesca comprando la empresa BAES.

Koxka se fundó en el año 1966. En 1999 se integra dentro de la organización líder mundial de frío comercial, Hussmann, pasando a ser el brazo europeo de la compañía. Este mismo año inaugura 3 filiales en Europa: Francia, Bélgica y Alemania. En 2000 pasa a formar parte de la multinacional americana Ingersoll Rand dividida en 4 sectores de actividad

Comentarios