Más plazas AVE entre Camp de Tarragona y Madrid, y reajustes en la línea Barcelona-Zaragoza-Madrid

A partir del próximo 2 de septiembre, Renfe incrementará el número de plazas ofertadas en los trenes Ave de la línea Madrid – Lleida – Camp de Tarragona con la sustitución de dos S-102 por los nuevos S-103. Esta medida permitirá aumentar la oferta diaria en la relación Madrid – Camp de Tarragona, ya que cada Ave Siemens 103 cuenta con 94 plazas más. Además, se van a producir algunos reajustes horarios en varios servicios de la línea Barcelona-Zaragoza- Madrid.

De este modo, Renfe adapta su oferta al incremento de la demanda registrado en el área de Tarragona. Durante los primeros seis meses del año 195.746 viajeros se han desplazado en los servicios Ave hasta Camp de Tarragona.

Desde que el pasado 1 de abril se incrementará la oferta comercial con tres nuevos servicios Ave, la programación está formada por dieciséis trenes Ave circularán en día laborable entre Camp de Tarragona, Zaragoza y Madrid.

Por otra parte, con objeto de adaptar la oferta del corredor Barcelona – Zaragoza – Madrid a las necesidades y hábitos horarios de los viajeros, se reorganizan algunos de los días de circulación de los trenes. Las modificaciones son:

Trenes Alvia Madrid (15:45) – Barcelona (19.42) y Barcelona (17.00) – Madrid (21.30) que circulaban viernes y domingos, prestarán servicio todos los días excepto el sábado.

Trenes Alvia Madrid (19:40) – Barcelona (23.35) y Barcelona (19:00) – Madrid (23.45) que circulaban todos los días excepto el sábado, prestarán servicio los viernes y domingos.

Trenes AVE de última generación

Los Ave S-103 son los primeros trenes dotados con el STM (Specific Transmisión Module), el primer sistema interoperable que permite circular tanto por vías equipadas con ERTMS (línea Madrid-Tarragona) como con LZB (línea Madrid-Sevilla).

Una de las características más significativas del Ave S103 es que incorpora un sistema de tracción distribuida a lo largo de todo el tren, por lo que no necesita locomotora o cabeza tractora. Esta innovación permite incrementar la seguridad y ganar espacio adicional para los viajeros y servicios a bordo.

El tren, que tiene una longitud de 200 metros, se compone de ocho coches que cuentan con un total de 404 plazas distribuidas en tres clases: Club, Preferente y Turista. Para el interiorismo del tren se han utilizado materiales de alta calidad entre los que predominan el cristal, la madera, el acero inoxidable o el cuero.

La clase Club dispone de 37 plazas en total, cuenta con butacas de cuero y un amplio espacio entre asientos.

Los dos coches destinados a la clase Preferente disponen de 103 plazas y tanto esta como la clase Club cuentan con equipamientos de restauración para dar servicio individual en el asiento.

Los cuatro coches restantes se dedican a la clase Turista que cuenta con un total de 264 plazas, dos de ellas adaptadas para personas de movilidad reducida.