Monzón quiere recuperar su casco antiguo con VPO

En el lado de los números impares de la calle Arriba, a la altura del callejón de Cazcarra (a un paso de la plaza Mayor), el Ayuntamiento tiene intención de agrupar varios solares para disponer de una superficie destinada a la construcción de viviendas protegidas. Uno de los solares es de propiedad municipal y ha visto ampliada su superficie estos días por la demolición de la casa de Sanchón (cedida), y el departamento de Urbanismo está negociando para adquirir los otros. Miguel Aso, concejal de Urbanismo, recuerda que es su primera actuación de estas características en el actual mandato.

En el lugar hay restos arqueológicos (propios de los cascos históricos) que serán debidamente datados y documentados antes de actuar en la nueva construcción.

El concejal de Urbanismo explicó que el Ayuntamiento estudia vincular solares de su propiedad de polígonos en zonas de expansión de Monzón con los del casco antiguo, de forma que las empresas adjudicatarias, una vez realizadas las pertinentes valoraciones, se vean obligadas a construir en las zonas más necesitadas de la ciudad. “En definitiva, se trata de que los beneficios del exterior repercutan en el interior”, resumió. La actuación de la calle Arriba puede poner en el mercado diez o doce pisos con garaje y trastero a precio de régimen básico, un precio intermedio de vivienda oficial.

El equipo de gobierno (el propio documento del tripartito PSOE-IU-CHA lo recoge) apuesta por “recuperar” y “revitalizar” el casco antiguo. Aso añadió que su departamento trabaja en otros puntos de este degradado entorno para agrupar solares y casas viejas que serán derribadas o, si su estado lo permite rehabilitadas, y siempre con la idea de ofertar VPO. Sobre los tratos de compraventa, mostró interés en decir lo siguiente: “El Ayuntamiento va a hacer un gran esfuerzo para dar vida y servicios de calidad al casco antiguo, y me gustaría que los propietarios de casas en mal estado y frecuentemente deshabitadas, tomasen conciencia del precio real de sus viviendas. Esto viene a cuento de que las tasaciones que hacen los particulares son en muchos casos desorbitadas e impropias de las condiciones de los inmuebles”.

Comentarios