Claves saludables para vivir la fiesta desde Cáritas Barbastro-Monzón y el Centro de Solidaridad

El mes de septiembre se suceden en la parte oriental las fiestas de Barbastro, Binéfar y Monzón con este motivo el Centro de Solidaridad y Cáritas han puesto en marcha una campaña de disminución de riesgos en el consumo de alcohol en las fiestas con el nombre de “Claves Saludables para Vivir la Fiesta”.

Esta campaña forma parte de un proyecto educativo con diferentes acciones. El folleto está enfocado a todo el mundo, pero en especial a la gente joven, siendo el colectivo con más riesgos, tanto por el consumo de diferentes sustancias, sobretodo de bebidas alcohólicas. Somos conscientes que la gente va a consumir, pero queremos dar unos pequeños consejos para disfrutar de las fiestas con menos riesgos. Si una persona decide beber, que lo haga con cabeza. Las fiestas son para divertirse, pero si nos pasamos, dejan de ser divertidas: accidentes, peleas entre amigos o con la pareja (tanto verbales, como físicas)golpes, caídas, intoxicaciones etílicas, etc. Con unas pequeñas medidas que adoptemos se pueden evitar muchos riesgos, ya que hay diferentes maneras de pasarlo bien.

La campaña también cuenta con una carta destinada a padres, madres y educadores. Que dice así: A menudo, cuando no estamos en fiestas, se oyen diferentes comentarios, por la preocupación del consumo de alcohol y otras drogas entre los jóvenes, pero parece que cuando llegan las fiestas todo esto se desvanece, “como son fiestas”, ”si todos hemos sido jóvenes”, ”si solo es una borrachera”, pero igual hay riesgos ¿no?. Por eso hemos escrito estas reflexiones que nos han trasmitido tanto padres/madres como diferentes profesionales.

Si queremos evitar lamentaciones ¿no crees que deberíamos empezar en estas fiestas dando ejemplo? Piensa que hay muchos niños, en tu entorno que con tu ejemplo pueden empezar a beber y/o a consumir otras drogas desde muy jóvenes. Observa si existe contradicción entre lo que dices y lo que haces, los hijos copian la conducta de sus padres.

Asegúrate de que tus hijos entienden los valores de la familia. Aprovecha cada momento que pases con ellos para comunicarte, en la comida, paseando, o situaciones conflictivas que veas, para comentarlas con tus hijos. Es importante comunicar los valores abiertamente.

Es imprescindible que los padres y madres se muestren siempre de acuerdo delante del hijo sobre las normas, los valores y su cumplimiento y que no decidan por ti, “como todos mis amigos lo hacen”.

Enséñale a tus hijos a tolerar la frustración.

Y por muy inofensivo que parezca, No permita que prueben unos sorbitos, ni te traigan “la cerveza” ni te vayan a comprar el tabaco.

Intenta no consumir alcohol y otras drogas de los niños, piensa que ellos asimilan todo lo que ven alrededor, y si ven consumir, probablemente lo harán un poco más mayores. No olvidemos que hoy en día el inicio en el consumo del alcohol  se realiza en torno a los 13-14 años y el 38% de los jóvenes reconocer haberse emborrachado en el último mes.

Hay muchas maneras de divertirse, transmíteselo a tus hijos.

Comentarios