Turismo de humo

Nuria Garcés

Que vienen pocos turistas lo sabíamos. Es un lastre que arrastramos desde hace unos cuantos años en esta provincia. Bella donde las haya, con multitud de atractivos naturales y culturales, que la hacen uno de los mejores enclaves turísticos de España, con alta montaña, sierra, desierto, nieve, cañones, ríos, senderos, paisajes incomparables, monumentos que nos permiten recordar y conocer una historia dura y rica... Pero eso no es suficiente, porque eso no llega al resto de nuestros compatriotas.

Cuando vemos las cifras de visitas y de ocupación, nos encontramos con que, sobre todo, nos visitan nuestros vecinos los catalanes, el resto de aragoneses y un poquito los madrileños. Entre ellos, se cubre un 61% de las visitas al Alto Aragón. El resto, casi testimonial. Hay comunidades autónomas como la cercana Rioja en que ni nos tienen en cuenta. No digamos nada de Canarias, Cantabria, Baleares, Asturias, Galicia, Extremadura, las dos Castillas... ¿Qué ocurre? ¿No les apetece a los extremeños conocer paisajes radicalmente distintos a los suyos? ¿No buscan los canarios o baleares vacaciones en el interior, lejos de ese mar que ven a diario?. Es incomprensible que provincias con muchos menos atractivos que Huesca reciban muchísimos más visitantes cada año.

Parece claro que la promoción turística de Aragón y de la provincia de Huesca en concreto deja muchísimo que desear. ¿Dónde está el fallo? ¿Quién lo está haciendo mal? Pensamos en los hosteleros, pero también en el Gobierno de Aragón, o en las Comarcas, o en los ayuntamientos... Quien haya estado alguna vez en FITUR podrá atestiguar que, en comparación con otras comunidades autónomas, lo nuestro es un "totum revolutum", que no hay por donde cogerlo. Eso por poner un ejemplo, que seguro que hay más aspectos por donde hacemos agua. Y así nos va...

Comentarios