El gasto en alimentación en el primer semestre de 2007 ha sido de un 5,6% más que en el mismo periodo del año anterior

El gasto en alimentación, en el primer semestre del 2007 ha ascendido a 30.725 millones de euros, un 5,6 por ciento más que en el mismo periodo del año 2006, según se desprende de los últimos datos disponibles del Panel de Consumo del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

En este primer semestre, los productos que más han incrementado su compra en los hogares españoles han sido el vino de Denominación de Origen, con un aumento del 11,3%. Le siguen los platos preparados con un 8,2%, seguido de los derivados lácteos con un 6,4%, que siguen la tendencia alcista encontrada en los últimos años para ellos.

Es de destacar el incremento de consumo que se está produciendo en el aceite de oliva (6,2%), que está remontando los descensos que tuvo durante el mismo periodo del año 2006, debido principalmente al incremento de precios que se produjo entonces. En este sentido, se observa que en este semestre hay una disminución de precios del orden del 25% en todos los tipos de aceites: el de oliva virgen, el de oliva y el de oliva ecológico.

Como se observa a lo largo de este estudio, el consumidor apuesta por la calidad, ya que los incremento de compra se han producido en el aceite oliva virgen con un 22% y en el ecológico que ha duplicado las cifras del año anterior. Sin embargo, el de oliva prácticamente ha mantenido el consumo del año anterior, con un pequeño incremento del 0,1%, a pesar de que la disminución del precio ha sido 2 puntos más bajos que el de oliva virgen.

Por otra parte, el estudio destaca la fidelidad del consumidor del aceite de oliva al producto, ya que no ha propiciado un decrecimiento del consumo de girasol, que apenas disminuye con un -0,3% respecto al primer semestre del 2006.

En general en este semestre se observa un crecimiento en todos los principales componentes de nuestra alimentación. Las patatas y frutas frescas han aumentado el volumen comprado en casi un 6%, las hortalizas frescas en un 4%, la carne y el pescado con cifras más moderadas en un 2,2% y un 1,6%, respectivamente y la leche en un 1%.

En total, en el año móvil transcurrido entre el 1 de julio de 2006 al 30 de junio de 2007, el gasto en alimentación asciende a 61.000 millones de euros, un 5,4% más que en el mismo periodo del año anterior.

Comentarios