El Somontano es una de las comarcas en las que mejor cosecha de almendra se espera, a pesar de la crisis del sector

La Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón, UAGA-COAG, prevé que la cosecha de almendra grano alcanzará las 7.102 toneladas, prácticamente la misma cantidad registrada en la campaña 2006. La organización señala que se trata de una cosecha media normal en términos cuantitativos, puesto que la incidencia de las sequías de los últimos años, y también en esta campaña, así como enfermedades (hongos) han provocado que los almendros hayan disminuido sus rendimientos.

Los rendimientos del almendro varía en función de las zonas y de las variedades. Respecto a la zona, El Somontano es una de las comarcas, junto con Belchite y Cinco Villas, en la que se estima que haya buenos resultados. Por el contrario el Bajo Aragón, Matarraña y Borja se llevan la peor parte.

En cuanto a las variedades, los almendros de floración tardía han sufrido una fuerte afección de hongos y se espera una cosecha del 50% de las 29.903 hectáreas que hay en Aragón. Otra variedad, Largueta, se prevé cosechar un 35 % de las 22.332 hectáreas que hay en nuestra comunidad. Asimismo, hay 5.300 hectáreas de Marcoma, de la que se espera cosechar un 35%. Y las previsiones de la almendra común dicen que se cosechará un 50% de las 9.826 hectáreas que hay en Aragón.

Por otra parte, esta organización denuncia que el sector de frutos secos atraviesa una grave crisis en la que intervienen múltiples factores, entre los que destacan la mala polinización por falta de abejas, la bajada de producción por envejecimiento de las plantaciones y la fuerte incidencia de las importaciones de almendra americana que presionan a la baja los precios. Además, hay que tener en cuenta la falta de control de la comercialización de la almendra americana, la subida de los costes de producción y la falta de sensibilidad de la administración que no ha concedido ayudas por sequía, cuando se ha registrado la muerte del 8-10% de árboles por hectárea. Asimismo, tampoco se incluyó a los frutos secos en la reducción de módulos, de forma que los productores no pudieron beneficiarse al hacer la Declaración de la Renta.

UAGA-COAG propone a las administraciones central y autonómica solucionar el problema a través de la aprobación de un plan de Reestructuración del Almendro como ha sucedido con el sector de la Fruta Dulce. Además , recomiendan la limitación de las hectáreas destinadas al cultivo del almendro y que se ponga en marcha un etiquetado propio para la almendra española, para controlar la estabilidad del producto. Otra solución que plantean es que los centros de experimentación, conjuntamente con los agricultores, trabajen para la mejora y creación de variedades más productivas y adaptadas a cada zona.

Comentarios