El ayuntamiento se toma en serio el control de la velocidad en Huesca

2006020303 radar.JPG

El área de Seguridad Ciudadana y Movilidad del ayuntamiento de Huesca celebra una comisión este jueves para estudiar medidas de tráfico con la propuesta de adopción de medidas para garantizar la seguridad en el tráfico en el casco urbano.

Se trata de ver qué propuestas han realizado la Dirección General de Tráfico y la Policía Local en relación con vías que sufren un exceso de velocidad, donde se podrían implantar medidas que limitasen esa velocidad. Se piensa en pasos de cebra elevados, en bandas rugosas u otros elementos disuasorios, aunque todo dependerá de lo que esto pudiera influir tanto en los vehículos que portan mercancías peligrosas como en los vehículos de emergencias.

Las calles en las que se cree que hay que actuar, porque se alcanzan en ocasiones elevadas velocidades por algunos vehículos, son Ramón y Cajal, Alcañiz (Ronda Sur), Ronda de la Industria, calle Gibraltar, División 52, Balsas de Chirín o Ronda de Montearagón.

Desde el área de Seguridad Ciudadana y Movilidad se prevé instalar un radar fijo en distintos puntos de la ciudad, así como modificar el funcionamiento de algunos semáforos. De hecho, desde hace algunas fechas hay ya varios, como por ejemplo en el paseo Ramón y Cajal con la plaza de Santo Domingo, o Martínez de Velasco con Juan XXIII, que no entran en ambar a partir de las 10 de la noche sino que siguen funcionando toda la noche, para evitar que haya coches que se lancen veloces por esas avenidas, o que existan dudas en grandes cruces sobre quién tiene la prioridad, provocándose al final accidentes.

Otro orden del día de la comisión es la Propuesta de dictamen de aprobación de anexo a la Ordenanza Municipal de Tráfico, por la que se regularán el paso de las mercancías peligrosas por la ciudad, el transporte escolar, la carga y descarga y, algo que es muy importante, el paso de los vehículos de alto tonelaje por el Casco Histórico de Huesca.

Comentarios