Las administraciones quieren encontrar al culpable de la mortandad de peces en el Cinca en Monzón

peces muertos

La reunión mantenida en Monzón sobre la mortandad de peces en el río Cinca detectada hace unas fechas ha servido para que ayuntamiento, ecologistas, DGA, CHE y la agrupación de pescadores se comprometan a buscar el culpable de este episodio, que se está investigando. Según Miguel Aso, concejal de Medio Ambiente, se va a ir hasta las últimas consecuencias.

El edil ha vuelto a recordar que hay unas aguas procedentes del polígono industrial de Paúles al Cinca sin pasar por la depuradora, cuestión que hay que solventar para lo que ha pedido una reunión con el Instituto Aragonés del Agua.

El comisario de aguas de la Confederación Hidrográfica del Ebro, Rafael Romeo, explica que es muy complicado encontrar al culpable, pero que se está investigando recordando que la última vez se tardaba unos cuatros meses en determinar que un vertido de purines fue la causa. Lo que si es evidente que la mortandad de peces en Monzón y la detectada en la cola del pantano no están relacionadas.

Al ser Monzón una ciudad industrial, ha recordado Romeo, se estableció unas reuniones periódicas para vigilar las aguas en este marco se ha producido el encuentro, ya que el protocolo de actuación establece que cuándo hay un episodio puntual se sienten en una mesa todos los implicados en preservar el río.

El presidente de Ecologistas en Acción, Alex Serrano, denunciante de la mortandad, destacaba que se ha avanzado en los últimos años, pero que hay conseguir encontrar a los culpables de los delitos ecológicos, pero que hay que acabar con ese agujero negro existente en Paúles.

A la reunión se ha sumado Medio Ambiente, a través de su jefe del servicio provincial, Inocencio Altuna, quien mostraba el apoyo a estas acciones desde el Gobierno de Aragón.

Modesto Ojeda acudía en representación de los pescadores y mostraba su conformidad con lo manifestado.

Comentarios