Satisfacción tras la llegada a Huesca del primer Boeing 757

La satisfacción es grande tras una nueva jornada histórica para el aeropuerto Huesca-Pirineos que, aun sin estar todavía inaugurado, acogía este sábado el aterrizaje del primer Boeing 757, el avión más grande que puede admitir. Con capacidad para 200 personas, el aparato era fletado por la compañía de servicios aéreos y turísticos Pyrenair con motivo de la celebración de la XVIII Jornada Mariana de la Familia en el Santuario de Torreciudad. Este mismo sábado, el avión regresaba a su punto de partida.

El avión partía de Santiago de Compostela a las ocho y diez de la mañana. Un numeroso público, entre curiosos y vecinos de localidades cercanas, se concentraba en los alrededores del aeropuerto Huesca Pirineos, esperando atentos la llegada del avión. El aterrizaje transcurría sin problemas, incluso siete minutos antes de la hora, prevista a las 9:20 de la mañana

El Boeing 757 era fletado por la compañía Pyrenair con motivo de la celebración de la XVIII Jornada Mariana de la Familia en el Santuario de Torreciudad y sería para poner a prueba el funcionamiento del aeropuerto Huesca-Pirineos. El presidente de Pyrenair Hugo Puigdefábregas, señalaba que todavía es pronto para saber qué aspectos son mejorables ya que “el lunes o el martes habrá una reunión para analizar en profundidad cómo ha transcurrido el aterrizaje”.

En 58 minutos, el avión recorría alrededor de 900 kilómetros, un trayecto que en coche supone nueve horas de viaje. El pasaje coincidía en el buen vuelo que habían tenido y alguno de los pasajeros ya adelantaba que utilizaría los vuelos del aeropuerto Huesca-Pirineos en el futuro.

Los 200 pasajeros del Boeing 757 regresaban a Santiago de Compostela a las 21:00 horas de la noche, siendo la primera vez que se efectúa en Huesca un despegue con controlador nocturno. Esta operación se encuadra dentro del concepto de vuelos bajo demanda de Pyrenair. La compañía ya está trabajando para empezar a volar de forma regular para la temporada de invierno, del 5 de diciembre al 23 de Marzo, aunque tal como adelanta el presidente de Pyrenair,”es posible que se flete algún otro avión antes del 5 de diciembre, pero como son vuelos de alguna manera privados no es correcto decir de quién es”.

Admite vuelos sin estar inaugurado

Primero se dijo que para final de 2006; posteriormente, que sería antes de las elecciones. Después que se inauguraría “en breve”y luego en septiembre. Pero, de momento no hay ningún anuncio oficial. Prodesa, la sociedad que junto al turismo tiene que promocionar el aeropuerto, sigue sin formalizarse. El Gobierno de Aragón guarda silencio sobre su apoyo a esta infraestructura. Salvo Pyrenair no hay ninguna compañía que haya anunciado actividad y Fomento sigue dando largas a la inauguración. Hasta ahora todo son negociaciones en despachos para buscar una formula que sea capaz de concretar el papel de esta instalación. Alguna compañía nacional sí ha mantenido contactos con algunos agentes como la Cámara de Comercio de Huesca pero, de momento, no se han producido frutos.

Huesca, a una hora de cualquier ciudad española

El municipio de Secastilla junto con el Patronato de Torreciudad han trabajado en la organización del XVIII Jornada Mariana de la Familia en el Santuario de Torreciudad. José Luis Rabal, alcalde de Secastilla, mostraba su ilusión por el vuelo. Para él, este aeropuerto va a permitir viajar de Huesca a cualquier ciudad española en algo más de una hora y además va a significar un gran motor de desarrollo para el turismo.

Trescientos vuelos en 15 semanas

Durante el primer año se ha calculado que habrá 300 vuelos en 15 semanas con un total de 12.000 turistas que llegarán al aeropuerto. La dirección de la empresa sigue indicando que Huesca “debe ser el aeropuerto aragonés de llegada y turismo y que Zaragoza el de referencia y salida de todo Aragón”. Pyrenair considera sigue haciendo un llamamiento a la cooperación de todos los agentes sociales, políticos y económicos para que esta infraestructura sea un éxito y puedan convertirse en una “oportunidad histórica para la dinamización del turismo altoaragonés”

Comentarios