Escasa participación en la romería a Salas

2005042525 salas.JPG

La participación en la romería a la ermita de Salas era menor que otros años. Según el prior de la cofradía de Salas, este año participaban en el acto unos 400 cofrades. La Vuelta ciclista en Huesca y las fiestas en muchos municipios han podido hacer "competencia".

La ermita de Salas continúa necesitando algunas obras para lucir perfectamente, a pesar de todo lo que se ha venido haciendo en ella en los últimos años. Se pintó su interior y se solucionaron los problemas de humedades, pero todavía faltarían algunas cuestiones, como reparar el púlpito, limpiar los retablos, pintar algunos cuadros para cubrir paredes, o poner una solera en una estancia, en la que se realiza el reparto de torta en cada romería.

El prior de la Cofradía de Nuestra Señora de Salas ha indicado que la fachada Este también necesitaría una restauración importante. La última se realizó en la fachada Sur. Desde entonces, la cofradía ha trabajado para poder asumir la deuda que generó un exceso de obra en esa intervención en el templo. En estos momentos, la deuda se cifra entre 7.000 y 8.000 euros.

Esos trabajos en la fachada sur, se llevaron a cabo entre octubre de 2003 y junio de 2004. La actuación fue financiada, en parte, por el Gobierno de Aragón, con una inversión de 120.000 euros, y las obras fueron realizadas por la empresa Albás-Huerva. La obra se prolongó más de lo debido, porque se encontraron con más problemas de los que se habían previsto en un principio. Hubo que reforzar los contrafuertes con infiltraciones de hormigón, y en una pared, el ladrillo se sustituyó por piedra, además de que se cambió la piedra deteriorada de una altura de metro y medio en toda la fachada sur.

Además de esa fachada y el arreglo de desconchones y humedades, así como los trabajos de pintura en el interior, en los últimos años se ha visto cómo el camino hacia Salas se hacía mucho más cómodo, ya que, coincidiendo con la urbanización del Polígono 29, se ensanchó y asfaltó.

Ahora también sería necesario arreglar el Camino Viejo de Salas. Ya en 2004, el alcalde de Huesca, Fernando Elboj, prometió que se asfaltaría, y aseguró que se estudiaría poder realizar un paseo bonito incluso peatonal, lo que serviría también para proteger esa zona de huertas de la ciudad. Sin embargo, desde entonces, nada más se ha sabido.

Comentarios