CREFCO y CRELOC se felicitan por el anuncio de Aquitania de poner en servicio el ferrocarril Oloron-Bedous

2005103030 tren.jpg

El Comité por la Reapertura de la Línea Olorón-Canfranc (Créloc) y la Coordinadora para la Reapertura del Ferrocarril Canfranc-Olorón (Crefco) “se felicitan por el anuncio del Consejo Regional de Aquitania de volver a poner en servicio el tramo Olorón-Bedous de la línea internacional Pau-Zaragoza por Canfranc, utilizando los fondos regionales previstos pero no invertidos en el anterior Contrato de Plan entre el Estado francés y la región de Aquitania. A pesar de sus modestas dimensiones, esta obra permitirá a buena parte de los habitantes del valle de Aspe y su Somontano disfrutar del servicio público ferroviario y hará más creíble la posibilidad de recuperar el tránsito de viajeros y mercancías con España, ya que en ese momento solo quedarán 32 kilómetros de vía “neutralizada” entre las estaciones, en funcionamiento, de Canfranc y Bedous”.

“Volver a ver pasar los trenes en Bedous, por el mismo lugar donde la ampliación de la carretera RN-134 enterró hace algunos años los raíles bajo el asfalto de una rotonda, será un símbolo de que empiezan a corregirse los errores cometidos en años pasados, cuando otras obras similares cortaron la vía en Forges d’Abel y Etsaut. Pero no todo son buenas noticias: al mismo tiempo que se anuncia la recuperación de este primer tramo del ferrocarril de Canfranc, las obras de la variante de Bedous van a volver a cortar la misma carretera un poco más adelante, en las proximidades de Accous”, prosiguen estas asociaciones.

“Esta paradoja y los continuos retrocesos que han seguido a cada avance de la propuesta de reabrir esta línea internacional, nos obligan a ser muy cautos y a plantear algunos interrogantes”, señalan CRECFO y CRELOC.

1. ¿Cuál es el calendario preciso de la recuperación del tramo Olorón-Bedous? Según se ha informado, se prevé que entre en servicio entre 2010 y 2012; demasiado tiempo para tan solo renovar la vía y el balasto de 25 kilómetros.

2. Ya que se ha hablado de esta obra como primer paso para la recuperación de toda la línea, ¿qué contactos ha realizado el Consejo Regional de Aquitania para, primero, continuar la reapertura hasta Canfranc y, después, ponerla en explotación?

3. El 19 de julio de 2003 Alain Rousset y Marcelino Iglesias firmaron en Canfranc una declaración en la que exigían la rápida reapertura y modernización de este ferrocarril. ¿Cómo explica el Gobierno de Aragón, ahora que por fin se va a reabrir un tramo en la parte francesa, su apoyo a la decisión del Ministerio de Fomento español de paralizar la renovación de la línea entre Huesca y Caldearenas, y entre Jaca y Canfranc?

4. Dados los efectos negativos que el incremento del transporte por carretera tiene sobre el medio ambiente y su influencia sobre el cambio climático, ¿se ha avanzado en algún tipo de acuerdo entre ambos países para, una vez reabierta la línea férrea, suprimir el tránsito internacional de camiones por los valles de Aspe y Canfranc?

5. Después de catorce accidentes de camiones en el valle de Aspe, ¿están dispuestos sus alcaldes y diputados a apoyar la demanda de sus colegas españoles de que se reabra en su totalidad la línea Pau-Zaragoza? ¿Y los empresarios bearneses a unirse a los aragoneses que también lo piden?”.

Comentarios