Se aprueban nuevas medidas para controlar el exceso de velocidad en Huesca

2004070303 ramón y cajal.jpg

El Ayuntamiento de Huesca invertirá 118.600 euros en nuevas medidas para garantizar la seguridad en siete puntos peligrosos de Huesca. Entre las medidas aprobadas este jueves en la Comisión de Seguridad Ciudadana, está la colocación de bandas de caucho y sonoras, señales luminosas, pasos elevados y un nuevo radar fijo que se colocará en el paseo Ramón y Cajal, concretamente en la entrada desde la N-240, la carretera que une Huesca y Lérida.

Las calles que serán objeto de estas medidas disuasorias son: paseo Ramón y Cajal, avenida Doctor Artero, paseo de las Autonomías, Ronda Montearagón, avenida de los Danzantes, calle Balsas de Chirín, Ronda Industria y calle Alcañiz.El objetivo es que los vehículos disminuyan su velocidad y garantizar la seguridad de los peatones. Para ello, se han analizado diversos factores como las características de la vías, estacionamientos, la afluencia de peatones, si están en zona comercial, residencial o industrial y si la intervención podría afectar al transporte sanitario o de emergencias.

Una de las medidas más importantes es la adquisión de un radar fijo que se colocará en la entrada desde N-24, que servirá para controlar tanto la entrada a la capital oscense como el acceso a los polígonos Sepes y Monzú. Mientras, en la avenida Doctor Artero, a la altura del centro comercial Coso Real,se ha planteado la instalación de paneles luminosos para informar a los conductores de la presencia de peatones o de la limitación de velocidad.

Estas medidas planteadas fueron presentadas por el informe de la Policia Local y aprobadas este jueves por la Comisión de Seguridad Ciudadana. Aunque, a petición de la Policia, se deberían construir dos rotondas más, una en el cruce con Ronda Isuela y otra en la calle de la Ciudad Deportiva.

Comentarios