Maribel Moreno quiere luchar con las mejores en la contrarreloj del Mundial de Stuttgart

La serrablesa está con la moral a tope y con muchas ganas ante su última cita importante de la temporada como son los mundiales de Stuttgart en los que debuta este miércoles a las 13,30 horas en la contrarreloj femenina en la que también estará Marta Vilajosana. Las cronos se celebrarán sobre un circuito base que será igual para todas las categorías, dando dos vueltas con un total 25,1 kilómetros para las féminas.

 

La subida a Wende, con un desnivel de 100 metros en mitad del circuito común, y la ascensión final a la meta (dos kilómetros en los que se salvan 75 metros) son los obstáculos principales, aunque no será necesario ‘quitar plato’.

 

Este será el segundo mundial contrarreloj para Maribel Moreno, que el año pasado fue 25, mientras que la catalana Marta Vilajosana corrió dos, pero hace ya bastantes años, en 1997 y 1998.

 

“No es un circuito para mis características”, comentaba Maribel Moreno en la página web de la federación (www.rfec.com). “Hubiera preferido que fuera más duro, ya que los repechos son de hacerlos con todo el desarrollo, de fuerza. Va a ser difícil recuperar subiendo lo que me puedan meter bajando, porque es una crono de meter mucho desarrollo. Nosotras iremos con un 54, pero Thyrig, que es la gran favorita, irá con un 55. Es un circuito ancho, con buen firme y, como decía, no es el mejor para mí”.

 

Pese a ello, la aragonesa es ambiciosa. “Teníamos marcado desde hace tiempo el objetivo de acabar entre las diez primeras, con el fin de lograr la clasificación directa de una plaza para la crono de los Juegos Olímpicos y ahí está el reto, intentar por todos los medios quedar entre las diez mejores. No va a ser fácil, pero por nosotras no va a quedar. Vengo a un Mundial posiblemente en el mejor momento de forma de siempre y con mucha moral después de la victoria en el Tour de Ardeche”

 

Moreno, en declaraciones a Radio Huesca Digital ha señalado también que “el objetivo es llegar entre las diez primeras clasificadas que tendrán acceso directo a Pekín” y aunque ha reconocido que va a ser casi más difícil que lograr medalla en las Olimpiadas, la serrablesa saldrá muy motivada y mentalizada. La ciclista ha reconocido que en este momento su mayor preocupación es el tiempo, porque el pronóstico anuncia descenso de temperaturas y precipitaciones, y confía en que al menos la lluvia respete la celebración del mundial, por lo mucho que se juegan.

Comentarios