IU pregunta a la DGA sobre la pérdida del servicio de viajeros de largo recorrido en Monzón

La Agrupación Parlamentaria de Izquierda Unida en las Cortes de Aragón, a propuesta del concejal de IU en el Ayuntamiento de Monzón, Miguel Aso, ha formulado al consejero de Obras Públicas, Urbanismo y Transporte del Gobierno de Aragón, Alfonso Vicente, una pregunta relativa a la posible pérdida del servicio de viajeros de largo recorrido en Monzón y la zona oriental de Huesca.

Se da la circunstancia que, en la reunión celebrada este mes por el Consejo Económico y Social en el Consistorio montisonense, se adelantó que para principios de la primavera de 2008 el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) tendría previsto modificar el horario y las rutas de trenes de pasajeros que transitan por la ciudad de Monzón, desviando la mayoría de ellos por la línea AVE. Con esta medida, Monzón y toda la zona oriental de la provincia de Huesca perderían prácticamente en su totalidad los pocos servicios de viajeros de largo recorrido a los que puede acceder en la actualidad.

Ante esta situación, Izquierda Unida, a través de su diputado y portavoz, Adolfo Barrena, ha solicitado a Alfonso Vicente que explique si el Ejecutivo autónomo tiene información sobre posibles planes de reorganización y/o reducción de servicios por parte del ADIF que puedan suponer que, en los primeros meses de 2008, la estación de Monzón pierda los servicios de viajeros de largo recorrido.

Asimismo, en caso de que se confirmase la previsión de reducción de estos servicios, IU quiere saber si el Gobierno de Aragón va a impulsar alguna medida para tratar de evitar esta pérdida, o bien para garantizar la prestación de algún tipo de alternativa en el servicio.

En este sentido, el grupo parlamentario de IU en el Congreso de los Diputados, ha trasladado al Gobierno central estas mismas preguntas para su respuesta escrita.

Por su parte, Miguel Aso manifiesta que el servicio de viajeros de largo recorrido “es vital, pues la utilización del tren es una vía para cambiar los hábitos de transporte haciendo los desplazamientos más seguros y medioambientalmente menos contaminantes. “Es responsabilidad –continua- de los Gobiernos central y aragonés conseguir el equilibrio en el uso de los distintos tipos de transporte y establecer medidas que hagan que el vehículo privado no se convierta en el único medio de transporte posible para los ciudadanos de la zona”.

Comentarios