Maribel Moreno no consiguió su objetivo en la contrarreloj del Mundial de Stuttgart

La serrablesa terminaba en el puesto 24, muy lejos de las expectativas que ella se había marcado, a 2'35", en una prueba que tuvo como vencedora a una corredora sorpresa, la germana Hanka Kupfernagel. Por lo que España no pudo lograr su objetivo de clasificar una plaza para la crono femenina de Pekín 2008, lo que pasaba por quedar con una corredora entre las diez primeras en la contrarreloj del citado mundial.

Maribel no comenzó como deseaba, ya que en el primer control, en el punto 5,1 cedía más de 1'20", ocupando el puesto 28, para luego recuperar algunas posiciones. La ciclista sabiñániguense reconocía que “sencillamente no era un recorrido para sus características. Era un circuito para meter ‘tranca’ y en ningún momento ha encontrado su ritmo”. Precisando que “en el llano iba a perder tiempo y esperaba recuperarlo en las subidas, pero tampoco iba bien, por lo que determinó el quitar el plato a ver si iba mejor. Sin conseguir unos resultados. En la segunda vuelta ha ido algo mejor, pero ya había perdido bastante tiempo”. Para Maribel Moreno ha sido “una gran decepción y un fracaso porque sabía de la importancia de los Juegos de Pekín y que clasificar esa plaza dependía de ella, de que estuviera entre las diez mejores”. Para este sábado será otra carrera, en la que “tendrá más opciones, pero la decepción del miércoles no se la van a quitar”

Por su parte Marta Vilajosana, trigésimo cuarta, a 3'18" salió de las primeras, aunque ni siquiera tuvo el consuelo de llegar a sentarse en ese ‘hot seat’ reservado a los tres mejores tiempos provisionales. Comentando que “en el llano fue bastante bien, pero los dos kilómetros de subida finales de cada vuelta se le hicieron muy duros. Ha ido bastante regular todo el tiempo, aunque sería mejor decir sufriendo siempre durante todo el recorrido”. Se ha sentido satisfecha de su actuación, aunque “comprendía la decepción de Maribel”.

La germana marcó un tiempo de 34'43", a una media de 43,432, aventajando en 23 segundos a la hasta hoy campeona, la norteamericana Kristin Armstrong y en 41 a la austriaca Cristiane Soeder, en una carrera sin alternativas ya que todas ellas ocuparon idénticas posiciones en todos los controles intermedios.

Comentarios