El Hospital San Jorge de Huesca es el segundo de Aragón en evitar las ablaciones en mujeres inmigrantes

En el Hospital San Jorge de Huesca ya está preparado un programa orientado a prevenir las ablaciones en las mujeres inmigrantes de riesgo y que se ha conseguido gracias a la colaboración entre el Instituto de la Mujer del gobierno de Aragón y Médicos del Mundo.

El hospital San Jorge de Huesca es el segundo centro hospitalario de Aragón, tras su desarrollo en el Clínico de Zaragoza, donde se pone en marcha un programa que nace con el objetivo de prevenir las ablaciones en mujeres. Se estima que el número total de mujeres actualmente vivas que han sufrido ablación en África es de entre 100 y 130 millones.

Fue hace dos o tres años, cuando Médicos del Mundo se dieron cuenta de la necesidad de intentar atajar esta mutilación a través de la concienciación. Pusieron en marcha el programa de Salud sexual y reproductiva. Ahora, llega a Huesca. En el Hospital San Jorge, en el mismo momento en el que nazca una niña inmigrante y en riesgo de ser literalmente mutilada en un futuro, los médicos darán cuenta de la situación. Entonces, una mediadora, se acercará a los padres para intentar convencerles de los riesgos de viajar a su país para someter a la niña a una ablación.

La segunda línea del programa consiste en un trabajo en grupo, donde se hablará de la importancia de la higiene y de la salud reproductiva. Y ya, la tercera fase irá orientada a la sensibilización de los profesionales. Estas medidas de prevención se desarrollan dentro del plan ya operativo en el Hospital San Jorge, de Violencia de Género.

El nueve de octubre se comenzará a desarrollar en los diferentes centros de salud de la provincia de Huesca. Y es que ante esta mutilación, tolerancia cero.

Comentarios