La adecuación de las travesías de Huesca comenzará por la N-330

La adecuación de las travesías de la N-240 y la N-330 comenzará por esta última, con la intención de que a finales de este año puedan comenzar las obras. El Ayuntamiento de Huesca, por su parte, pedirá al Ministerio de Fomento una prórroga del convenio por el que se financiarán los trabajos para no perder esta inversión para la ciudad.

El Ayuntamiento de Huesca va a dividir en dos actuaciones la adecuación de las travesías de la ciudad: por un lado, la del tramo que corresponde con la carretera N-330, la carretera de Zaragoza en la prolongación de la Avenida Martínez de Velasco, y por otro, la N-240, la carretera de Barbastro, la prolongación en este caso del Paseo Ramón y Cajal.

Se va a dar prioridad al primer tramo, puesto que la obtención del suelo es más sencilla al ser en su mayoría de propiedad pública y por tanto, de más ágil ejecución. No ocurre así con el tramo de la N-240 donde hay más complejidad al entrar en él varios propietarios privados.

Así pues, se empezará por el tramo de travesía de la N-330, aunque a la vez se iniciarán los trámites en el tramo de la N-240. Ahora los trabajos se centran en culminar la adquisición del suelo de dichos tramos para poder pasar a la adjudicación de la obra que se espera pueda empezar, en el caso de la travesía de la N-330, antes de finales del presente año.

En la Comisión de Urbanismo se ha aprobado ya la relación de bienes y derechos de la N-330, y el inicio de expediente de justiprecio sobre los mismos.

Comentarios