"A la Unión Europea no le interesa una ampliación indefinida, pero tampoco arrugarse ante el futuro"

El Teniente General Manuel Ramón Bretón, Jefe del Mando de Adiestramiento y Doctrina del Ejército de Tierra, ha presidido el acto de clausura del XV Curso Internacional de Defensa, que se ha celebrado en Jaca del 24 al 28 de septiembre. A la clausura también han asistido, entre otras autoridades, el presidente de las Cortes de Aragón, Francisco Pina; el General Juan Antonio Álvarez Jiménez, Director de la Academia General Militar; el Comandante Militar de Zaragoza y Teruel, General Juan Pinto; el Comandante Militar de Huesca, General Jaime Coll; la Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Jaca, Adela San Vicente, y el vicerrector de Relaciones Institucionales de la Universidad de Zaragoza, José María Rodanés. Durante el mismo se ha procedido a la lectura de las principales conclusiones del Curso y previamente se ha desarrollado la última área de trabajo, dedicada a España y Europa en el siglo XXI.

El presidente de la Asociación de Ex-diputados del Parlamento Europeo, José María Gil-Robles, ha hablado sobre el futuro de Europa destacando que la Unión Europea “es una necesidad histórica porque el espacio político nacional es insuficiente, de ahí que haya ido superando todas las crisis, demostrando que construir pacíficamente la paz no es una utopía”. En su intervención también ha sostenido que el futuro “requiere la consolidación de las instituciones comunitarias, capaces de tomar decisiones sin el acuerdo de todos los Estados miembros y de velar por su cumplimiento, así como ampliar sus responsabilidades en más materias como políticas de Seguridad y Defensa, lucha contra el crimen organizado o políticas de inmigración”. En este sentido, ha puesto especial énfasis en la necesidad de funcionar por consenso, “lo que significa que en materia de Seguridad seguiremos dependiendo de la OTAN”. Gil-Robles considera que “en Europa todavía no hemos conseguido un sistema que mejore éste; se llevan a cabo proyecciones de Fuerza, tenemos Estados Mayores conjuntos, pero todo ello es fruto de la buena voluntad y no de que exista un mecanismo claro que al final permita tomar decisiones”.

A su juicio, también es necesario “reforzar el tejido solidario porque sólo mediante la solidaridad se ha logrado construir la paz”. Para ello, ha destacado, “es necesario reformar el sistema de financiación de la Unión Europea porque no se puede construir más Europa con menos dinero”. Además, el presidente de la Asociación de Exdiputados del Parlamento Europeo cree que “es indispensable garantizar un sistema en el que no haya que pelearse cada siete años por quién recibe más o menos dinero”.

Por último, José María Gil-Robles ha planteado que a la Unión Europea “no le interesa una ampliación indefinida”, y en este sentido ha manifestado que “la adhesión de los actuales candidatos planteará dificultades no fáciles de superar”. En cualquier caso, ha concluido su intervención asegurando que “Europa no se ha construido arrugándose ante el futuro, sino oteándolo y tomando medidas”.

A continuación, el Subdirector General de Planes y Relaciones Internacionales de la Defensa, Vicealmirante Enrique Pérez Ramírez, ha pronunciado la conferencia de clausura sobre los aspectos internacionales de la política de Defensa, que a su juicio, “deben concordar totalmente con la política exterior”. “La visión global de la política de Defensa –continuó– no es propia solamente de las grandes potencias, y ninguna nación de tamaño medio puede limitarse, como antes, a mantener una visión meramente regional en la defensa de sus intereses”. En este sentido, ha señalado que las Fuerzas Armadas son un importante instrumento de la política exterior, por lo que “los aspectos internacionales de la política de Defensa deben concordar totalmente con la política exterior, a la que deben desarrollar en su ámbito propio”.

Por otra parte, ha destacado que la evolución del escenario estratégico internacional y la de nuestras propias capacidades nacionales, “permite prever un incremento de nuestra presencia en algunas de las áreas de actuación prioritaria, en especial Iberoamérica, así como en otras áreas de menor prioridad, como por ejemplo el África Subsahariana”.

Comentarios