El CESA insiste en que Aragón debe mejorar en I + D + i

El Consejo Económico y Social de Aragón (CESA) presentaba el informe correspondiente al año 2006. La economía aragonesa crece por encima de la media nacional y europea por sexto año consecutivo. El borrón sigue estando en el capítulo Investigación + Desarrollo + innovación (I + D + i), ya que "Aragón debe mejorar; la inversión otorgaría calidad al empleo y consolidaría la economía". Es lo que apunta Jorge Arasanz, vicepresidente del CESA.

El importante desarrollo económico de 2006 (con la Unión Europea y las economías emergentes: India y demás países asiáticos) se traslada a la economía aragonesa. El crecimiento se basa en los sectores habituales, servicios y construcción; también se señala la notable recuperación de la actividad industrial y agrícola.

El CESA lamenta la importante tasa de inflación, que se sitúa por encima de la media europea y nacional.

A juicio del CESA el panorama laboral aragonés sigue arrojando datos positivos. Aragón es la segunda Comunidad Autónoma con menor tasa de paro, aunque este mercado de trabajo continúa con problemas estructurales que ya se han apuntado en años anteriores. Se cita la temporalidad.

La tasa de siniestralidad en Aragón es mejor que en el resto del país; en el conjunto del Estado ronda el 60 por mil, mientras que en Aragón se queda en 50,5 por mil.

POBLACIÓN

Sigue el incremento de población en Aragón, que a 1 de enero de 2006 rondaba el 1.280.000 habitantes. En el Consejo el dato se valora como positivo aunque con matices, ya que Aragón vive la crisis demográfica de las sociedades desarrolladas.

Y es que la población crece pero la tasa de crecimiento vegetativo sigue siendo negativa, es decir, el número de nacimientos es menor al de defunciones. La población aragonesa crece pero por la inmigración, que no sólo es extranjera.

El informe anual del CESA resalta el envejecimiento de la población aragonesa; se presta especial atención al tema de la dependencia.

Comentarios