Forcusa Huesca vuelve a fallar en casa y cae ante el OAR La Coruña

A la segunda tampoco fue la vencida y de nuevo derrota de los hombres de Bebeshko ante el OAR La Coruña, en este caso, por 31-36 y además con pitos al final por la pobre imagen que dejó un conjunto del que se espera mucho más. La mala defensa y las imprecisiones en ataque volvieron a ser clave. El Forcusa juega a rachas y sus rivales aprovechan las debilidades con claridad para terminar ganando.

Se espera con mucha ilusión este encuentro y es que todo el mundo pensaba que tras el desastre de Alcobendas en esta ocasión se podría disfrutar de un mejor balonmano y sobre todo de un triunfo. Pero no fue así y el Forcusa Huesca volvió a evidenciar algunas carencias que no se han podido solucionar en estas primeras jornadas de liga. Los problemas de última hora de Yuri Khakhuka, que solamente pudo jugar unos minutos, fueron un serio contratiempo para el conjunto oscense que se quedaba sin su central titular y hombre importante en el juego del equipo.

La primera mitad comenzó con dominio local y además con un juego rápido y vistoso que hacía que el marcador tuviera siempre por delante a los oscenses que llegaron a tener un 12-7 a su favor. Pero en un abrir y cerrar de ojos los gallegos pusieron en evidencia a la defensa del Forcusa y el marcador se colocó en un empate 12-12. El juego a rachas de los de Bebeshko les llevó a tener un buen final de primer tiempo y a llevarse el primer parcial con 16-12.

Parecía que los malos momentos habían pasado, pero faltaba lo peor. El equipo cayó en picado y la diferencia se esfumó hasta que a falta de poco más de 15 minutos el marcador ya era dominado por el OAR La Coruña que se situó con un 21-23 que metió el miedo en el cuerpo a los aficionados que no veían reacción.

A partir de allí el equipo fue un desastre en defensa y sin encontrar su sitio en ataque y se llegó al final con el 31-36 que provocó los primeros pitos en la grada puesto que han pasado tres jornadas y el Forcusa Huesca solamente lleva un punto y así es difícil alcanzar el objetivo de luchar por los primeros puestos de la clasificación.

Se sabía que el comienzo era complicado contra Alcobendas, Cangas y OAR La Coruña que son buenos equipos, pero la cosa no acaba aquí puesto que el sábado que viene hay que visitar a otro peligroso rival como es el Ciudad Encantada de Cuenca en la cuarta jornada de liga.

Comentarios