Nuevo encuentro de los sindicatos con la dirección de Ercros

Ercros

Este martes, en Barcelona, los sindicatos esperan conocer más detalladamente la propuesta realizada por la dirección de Ercros sobre la reubicación de los excedentes de personal motivados por la aplicación del Plan de Mejora de la Eficiencia (PME). Asimismo, se podría conocer si ha habido algún cambio en el planteamiento de cierre total de Ercros Monzón.

El nuevo planteamiento, dado a conocer hace quince días a los sindicatos, utiliza las prejubilaciones y los traslados asociados a dichas prejubilaciones como medidas laborales prioritarias.

El documento establece básicamente , según los sindicatos, un nuevo esquema que permite la reubicación de prácticamente todo el personal excedente, bajando la edad de prejubilación a los 58 años en algunos Centros de Trabajo. No obstante se mantenía el planteamiento de cierre de centros y negocios entre el que estaría la fábrica de Monzón.

No obstante, la empresa, según los sindicatos, había dejado una puerta abierta al planteamiento de no cierres, que permita retomar formalmente las negociaciones.

En un comunicado, UGT y CC.OO. valoraban positivamente el replanteamiento, por parte de la Empresa, de las medidas laborales previstas inicialmente en el Plan que no incluyen el “despido” como vía fundamental de amortización de puestos de trabajo. A la vez que mantienen la firme posición respecto del mantenimiento de la actividad industrial en los Centros de Trabajo amenazados por el cierre.

Una conocida la nueva información se producirá una reunión de los trabajadores de Monzón.

El Plan plantea dieciséis actuaciones que comportan el cierre de las fábricas de Sant Celoni, Monzón, Silla, Catadau y Huelva; el cese de la producción de las líneas de fitosanitarios, clorato potásico, cloruro potásico y eritromicina base, todas ellas consideradas no estratégicas; y una reducción de 355 empleados, que equivale al 16% de la plantilla media de 2006, y mejoras de productividad en prácticamente todos los centros de la compañía.

En el caso de Monzón son 125 trabajadores en la actualidad y se marca el horizonte del 2010. La única esperanza es conseguir una nueva línea de producción que encaje en la fábrica actual, en la que se han invertido seis millones de euros en los últimos meses.

Comentarios