Boné y Narbona firman el protocolo marco que regirá las nuevas relaciones entre Aragón y el Estado en medio ambiente

El consejero de Medio Ambiente, Alfredo Boné, y la ministra Cristina Narbona han firmado un protocolo marco de colaboración entre el Ministerio de Medio Ambiente y el Gobierno de Aragón, que permite una mayor implicación, representación y participación activa en la gestión de las competencias que actualmente corresponden al Estado en materia de agua y medio ambiente. Este protocolo se enmarca en el nuevo marco jurídico de relaciones bilaterales entre Aragón y el Estado, que se abre con el nuevo Estatuto de Autonomía de Aragón.

 

El protocolo se desarrollará posteriormente mediante convenios específicos temáticos. Los primeros de ellos versarán sobre calidad de las aguas, policía fluvial e intercambio de información y datos. El de calidad de las aguas impulsará la calidad integral de los ríos, para lo que el Ministerio aportará la financiación, en el marco del Plan Nacional de Calidad de las Aguas, de las actuaciones de depuración que realizará el Gobierno de Aragón en zonas sensibles y en Red Natura 2000 (Red Natural de Aragón), así como el encargo a Aragón de las obras de depuración de los ríos del Pirineo aragonés, que están declaradas de interés general.

 

Este convenio marco es fruto de la reunión mantenida el pasado 6 de septiembre en Madrid entre el consejero de Medio Ambiente, Alfredo Boné, y la ministra Cristina Narbona, donde ambos coincidieron en señalar que el nuevo Estatuto de Autonomía de Aragón abre un escenario de oportunidades, y mostraron su voluntad política de que, en el marco de la legislación vigente, Aragón asuma un papel de mayor corresponsabilidad en la gestión de las competencias estatales de agua y medio ambiente

 

El objetivo es reforzar la coordinación en el ejercicio de las competencias, y establecer nuevas fórmulas de cooperación que garanticen la mayor eficacia administrativa, la agilidad en la ejecución de las actuaciones, la excelencia en la gestión y una adecuada respuesta de las instituciones a las expectativas, demandas y necesidades ciudadanas actuales y futuras, especialmente en los planes y proyectos que cuentan con más respaldo social y político.

 

ESTATUTO DE AUTONOMÍA

 

El Estatuto de Autonomía de Aragón, en su artículo 88, establece que las relaciones entre la Comunidad Autónoma de Aragón y el Estado se basarán en los principios de lealtad institucional, coordinación y ayuda mutua, previéndose que la Comunidad Autónoma de Aragón y el Estado, en el ámbito de sus respectivas competencias, pueden suscribir convenios de colaboración para cumplir objetivos de interés común. Asimismo, se establece que en las obras públicas calificadas de interés general podrán suscribirse convenios de colaboración para su gestión, sin perjuicio de lo establecido en el artículo 72 que posibilita la ejecución y explotación de las obras hidráulicas de titularidad estatal si así se establece mediante convenio.

 

El nuevo escenario jurídico y político abierto con la aprobación del nuevo Estatuto de Autonomía de Aragón aporta grandes oportunidades y permite un avance competencial del Gobierno autónomo en materia de agua y medio ambiente, con el objetivo último de alcanzar los objetivos de eficacia antes señalados.

 

Las actividades que puedan ser objeto de cooperación, coordinación y colaboración entre el Ministerio de Medio Ambiente y el Departamento de Medio Ambiente de la Comunidad Autónoma de Aragón, mediante la suscripción de los correspondientes convenios específicos, serán todas aquellas que se inscriben dentro de los ámbitos competenciales de ambas Administraciones. En particular se podrán considerar áreas como las relacionadas con el ciclo integral del agua, regulación, abastecimiento, saneamiento y depuración de aguas; gestión, conservación, vigilancia y mejora de los recursos hidrológicos, ríos, humedales y ecosistemas y paisajes vinculados; protección de suelos, luchas contra la desertificación, reforestación, restauración hidrológico-forestal, prevención contra incendios forestales y recuperación de la cubierta vegetal; biodiversidad y espacios naturales; suelos contaminados; lucha contra el cambio climático o desarrollo rural sostenible, entre otras.

Comentarios