La piscina del Parque abre sus puertas, por fin, sin problemas

2003111111 piscina.jpg

Después de tres años intensos de obras y mejoras y que obligaban continuamente al retraso en el inicio de la temporada de invierno, finalmente este año se han abierto las puertas de la piscina sin contratiempos y desde el pasado lunes los clubes de natación están utilizando la instalación que cogestionan, junto con el Ayuntamiento de Huesca. La inversión realizada hasta ahora es de más de un millón de euros en una piscina que tiene unos 200.000 usos por temporada. Además de los clubes, también se destinan unas horas por la mañana a la natación escolar.

Desde el año 2004 que se realizaron las primeras mejoras en obras en vestuarios y el sótano, la piscina ha sufrido otros trabajos para solucionar los problemas en el suelo del vaso con las baldosas, las fugas de agua o la colocación de un nuevo sistema de climatización que la mantuvieron cerrada durante muchos meses. Todavía no están terminadas las mejoras puesto que falta la rehabilitación de la cubierta que está pendiente.

Desde junio de 2004 hasta febrero de 2005 no se pudo utilizar la piscina llevándose a cabo los trabajos más importantes con la sustitución de maquinaria, obras en el vaso y el sótano que eran necesarias. Se retraso más de la cuenta y además surgieron unos problemas en el suelo del vaso que no permitieron tener la piscina en condiciones hasta febrero de 2005.

Ese mismo año se decidió cerrar el 4 de abril ante la sequía que dejaba Vadiello bajo mínimos y además para reparar unas fugas de agua. Hasta el 8 de octubre de 2005 no abrió sus puertas de nuevo. Finalmente el año pasado fueron las obras de la instalación de la nueva climatización lo que obligó a un retraso en este caso menor y que obligaba compartir el uso (bajo mínimos) con los trabajos que no concluyeron hasta enero de este 2007.

En el año 2003 se llegó a un acuerdo para que la piscina del Parque fuera cogestionada por el Ayuntamiento de Huesca, junto con los clubes J-10, Atletismo Huesca y Zoiti con prioridad de uso para los nadadores de estas entidades, si bien también está abierta al público en general. El balance es satisfactoria, tanto económicamente como deportivamente puesto que permite a los clubes tener más horas de entrenamiento.

Se trata de una instalación de más de 30 años que ha sufrido un grave deterioro y que la titularidad es del Gobierno de Aragón. El Ayuntamiento de Huesca ha señalado en más de una ocasión que para su recepción es necesario que está en perfectas condiciones. Otro debate es el que se plantea y en el que insiste el Partido Popular que con lo invertido en estos años se podría haber construido una nueva.

Comentarios