El Altoaragón una de las provincias menos damnificadas por los incendios en el 2007

Incendio

La provincia de Huesca no ha sido de las más perjudicadas en cuanto a los incendios a lo largo de este año 2007, sobre todo en cuanto al resto de las provincias de Aragón, reduciendo los registros de incendios respecto al de otros años y en comparación a los del resto de España.

De los 315 siniestros que ha sufrido Aragón, 246 fueron conatos y 69 tuvieron relevancia. Huesca ha sido la provincia menos dañada con 71 siniestros. Los meses que han salido más perjudicados, en cuanto al número de siniestros, fueron marzo y julio. En la provincia de Huesca, casi la mitad de los siniestros se declararon entre julio y agosto, siendo julio el peor mes para la provincia de Huesca con 27 siniestros.

De los incendios sucedidos en la provincia de Huesca, lamentablemente destacan tres, el de Barbastro que sucedió en el mes de agosto, del que todavía se desconocen las causas y que afectó a 21,45 hectáreas. El término de Monzón, sufrió un incendio intencionado de 17,69 hectáreas a finales del mes de julio. Y Peraltilla, a principios del mes de julio, que sufrió un incendio de 15 hectáreas. El incendio más demoledor de Aragón lo sufrió el término turolense de Torres de las Arcas a principios de agosto que supuso la devastación de 1.436 hectáreas que ha supuesto más del 80% de la superficie aragonesa implicados en incendios.

El periodo estival ha sido un año más, la época más afectado respecto al total anual, ya que un 91 por ciento suceden en los meses de junio, julio y agosto. En verano los incendios son debidos fundamentalmente a las tormentas secas acompañadas de fuerte aparato eléctrico. Sin embargo, en invierno los incendios se producen fundamentalmente por conductas imprudentes o incluso negligencias, principalmente vinculadas al ámbito rural como las quemas agrícolas y las prácticas pastorales.

Entre las diferentes causas, hay que llamar la atención sobre los incendios provocados por los fumadores, por despistes relativos a colillas mal apagadas. Y respecto a los posibles factores, es destacable la reducida fracción de incendios intencionados, que se limitan al 7 por ciento de las causas de incendio. El 65 por ciento de las causas recalan en negligencias y accidentes, en su mayoría producidas por las quemas agrícolas.

Comentarios