En 2004 una actuación menos agresiva en el Barranco de Olivan fue denegada

Ecologistas en Acción-ADEPA de Sabiñánigo ha denunciado en un escrito que “ Construcciones TELERA, la misma empresa que pretende la explotación a cielo abierto de la cantera del Barranco de Oliván, presentó en julio de 2004 una petición de extracción de roca en la que pretendía aprovechar solamente los bloques con peligro de desprendimiento. En noviembre del mismo año el Servicio Provincial de Medio Ambiente, basado en los informes de los técnicos, denegó el permiso para la actuación.

El proyecto presentado solicitaba intervenciones puntuales de rebajes de taludes de unos dos metros de profundidad y el presentado en la actualidad que propone excavaciones de entre 15 y 20 metros de profundidad a lo largo de cientos de metros, incomprensiblemente, el INAGA le exime de Evaluación de Impacto Ambiental.

Ante estos hechos, la citada organización ecologista precisa que “ solamente se puede entender que el INAGA rebaja sensiblemente los requisitos ambientales y que sus directivos son sensibles a las presiones más inconfesables y que sus técnicos contratados temporales se ven condicionados en la emisión de los informes”

Ecologistas en Acción también comunica en su escrito que c”uando se acometieron los trabajos de restauración hidrológica después de la trágica riada del Barranco de Arás, se estuvo sopesando la posibilidad de extraer la piedra necesaria para las obras de esta misma zona, pero se desechó esta opción a causa de los grandes e inestables taludes resultantes. Al final se optó por efectuar la extracción en el paraje conocido como Barranco de la Ollaza. Resulta paradójico que uno de los técnicos que participo en esa decisión y que entonces dependía del Servicio Provincial de Medio Ambiente, ahora que ocupa un alto cargo en la delegación del INAGA de Huesca exima a la pretendida cantera de la Evaluación de Impacto Ambiental”.

Para los ecologistas “el Ayuntamiento de Biescas rechazó de plano la apertura de una cantera en la zona de Santa Elena por los graves riesgos de contaminación a los que estaría sometida su toma de aguas a causa de las escorrentías de dicha cantera. Pero ahora que el mismo riesgo afecta al núcleo de Oliván, perteneciente a su término municipal, informa favorablemente siendo que la situación es más grave.”

Comentarios