Cartas al director : STEA lamenta que la subida en el presupuesto educativo contribuya a la privatización de la enseñanza

 STEA intersindical

 

El gobierno plantea, para el próximo 2008 unos presupuestos , que contemplan una subida en educación de un 13,9% con respecto al ejercicio anterior, lo que supone acabar la legislatura sin alcanzar la media europea o de la OCDE, del 6,2% del total del PIB, a pesar de que nuestra economía sube por encima de la media.

Aunque es verdad que el MEC, en la actual legislatura, ha duplicado su presupuesto que sirve para compensar un tanto el punto porcentual perdido respecto al PIB durante los gobiernos del Partido Popular. También lo es, que nuestro sistema educativo arrastra problemas de primer orden, como son los altos índices de abandono escolar, problemas de calidad de enseñanza a tenor de los resultados de una serie de estudios, centros públicos abarrotados en el mejor de los casos o deficiencias de la red pública, falta de medios y recursos humanos para ala atención ala diversidad ....

Para STEA el aumento de presupuesto debería tener un objetivo dotar la Enseñanza Pública, a fin de dotarla de más y mejores recursos, que permitan atender con mayores garantías la atención a la diversidad, disminuir las ratios escolares, introducir mejoras sustanciales en los planes de construcción de centros públicos ....

En lugar de ello, comprobamos como una buena parte del dinero se quiere emplear en fomentar, desde el comienzo, la matriculación en la escuela concertada, ya que en desarrollo de la garantía de la gratuidad infantil de 3 a 6 años se destinan 447 millones de euros a este fin, buena parte de los cuales van dirigidos a estos centros de titularidad privada pero financiados con dinero público. La apuesta por la financiación pública de los centros privados en los tramos no obligatorios de la enseñanza –como es el caso también de los bachilleratos- supone el respaldo definitivo que el Estado otorga a un modelo elitista y mercantil de la educación. Paradójicamente, los sectores más vinculados a ese modelo han utilizado todos los resortes a su alcance para intentar hacernos creer que el Gobierno socialista ha optado por una deriva de corte radical e izquierdista en la enseñanza.

En definitiva, aunque se hace difícil no saludar lo que es una innegable subida en los presupuestos educativos, desde STEA i creemos, que la “buena marcha “ de las cuentas del Estado permiten superar definitivamente el lastre que se arrastra de falta de inversión en este área básica- y cuestionamos el destino de estos fondos, que si no se remedia servirán para apuntalar la tendencia a favor de la escuela concertada-privada que ya se ha consolidado en las localidades de mayor dinamismo y población de Aragón.

Comentarios