El Gobierno de Aragón restituirá las escombreras de Panticosa y Biescas

El Departamento de Medio Ambiente del Ejecutivo aragonés va a invertir 400.000 euros en diversos trabajos de restitución ambiental de siete áreas de vertido de escombros, entre las que se encuentran las poblaciones del Alto Gállego de Panticosa y Biescas.

Esta acción tienen como fin el mejorar su situación actual y posibilitar una adecuada explotación hasta su sellado definitivo, que se producirá tras la futura entrada en funcionamiento del servicio público de eliminación y valorización de escombros. Los trabajos serán acometidos a través de la sociedad pública SODEMASA.

La solución definitiva para la adecuada gestión ambiental de los residuos de construcción y demolición llegará con la próxima adjudicación de 62 nuevas instalaciones en todo Aragón. Además de las citadas poblaciones se encuentran en la localidades de Calamocha, Albalate del Arzobispo, Monreal del Campo, La Almunia de Doña Godina y Lécera,

Los residuos de construcción y demolición tienen un bajo potencial de contaminación, aunque su vertido incontrolado genera afecciones al medio ambiente y un notable impacto paisajístico. Además, habitualmente, se presentan acompañados de otro tipo de residuos de distinta naturaleza que pueden dar lugar a un incremento importante de la carga contaminante. Con estas actuaciones de mejora de las escombreras de estos municipios se persigue recuperar usos perdidos por su degradación a través de trabajos de tratamiento, descontaminación y retirada de residuos.

La solución definitiva para la adecuada gestión ambiental de los residuos de construcción y demolición llegará con la puesta en marcha del servicio público, cuyos concursos públicos de concesión ya han sido licitados, y serán adjudicados próximamente.

Está previsto que el sistema de gestión de escombros funcione completamente en el 2008 y con ello Aragón contará con todos los medios e instalaciones necesarias para acometer correctamente la gestión de los residuos de construcción y demolición de manera integral, atendiendo a los principios de jerarquía en la gestión de residuos y de proximidad a los puntos de generación de los mismos.

Las instalaciones afectas a la prestación de este servicio público, agrupadas en 6 áreas de gestión, estarán integradas en una red compuesta por 51 instalaciones, 3 áreas de transferencia y 8 plantas de reciclado de las cuales cinco serán móviles y tres fijas.

Comentarios