María José Pueyo: “El premio gordo sería estar el año que viene en Pekín”

María José Pueyo

La atleta serrablesa ha cerrado un año interesante y donde la Federación Española de Atletismo no le dio la oportunidad de poder competir en el Mundial de Osaka, una espina que espera quitarse consiguiendo la mínima para acudir a los Juegos Olímpicos de Pekín. Recientemente anunciaba el cambio de entrenador dando un giro a su preparación de la mano de Fernando García Herbera “Fondi” que con Eliseo Martín ha logrado grandes éxitos internacionales.

En su análisis de lo que ha sido este 2007 y de los próximos objetivos, María José Pueyo indicaba a Radio Huesca Digital que “cuando decidimos hace cuatro años dejar de trabajar y apostar por la olimpiada, Pekín era el reto mayor que nos habíamos propuesto, todo lo demás que ha venido como el Campeonato de Europa de Goteborg o el Mundial de Medio Maratón han sido premios añadidos, pero sí que es verdad que el premio gordo sería estar el año que viene en Pekín”.

A pesar de que la RFEA no le mostró mucho ‘cariño’ al darle la oportunidad en el Mundial de Osaka, la atleta tiene claro que “es una filosofía que tengo cuando empecé hacer atletismo hace diez años que aunque nadie confíe en ti, tienes que marcar diferencias en cuanto a eso y con los resultados y con las marcas demostrar tu valía, aunque la federación no cuente contigo yo tengo muy claro que este año es muy importante para todos los atletas. Es año olímpico y a la olimpiada quieras o no a todo el mundo le hace ilusión ir”.

Sobre la experiencia vivida por los atletas españoles en el maratón de Japón y que se de la circunstancia de que los Juegos Olímpicos son en Pekín, María José Pueyo apuntaba que “la verdad es que una cosa es como tú vayas preparado y dónde y cómo. En las mismas circunstancias que te vas a encontrar en un maratón es casi imposible hacerlo salvo que te vayas a vivir allí seis meses antes. Lo importante es llegar bien preparado y una vez en al carrera ver como te habitúas a la climatología que haya en ese país el día de la prueba”.

María José Pueyo es un claro ejemplo de superación y de entrega. Su apuesta por el atletismo bien se merece poder ir a unos Juegos Olímpicos, sueño de cualquier deportista y como ella misma señalaba: “El premio gordo sería estar el año que viene en Pekín”.

Comentarios